Oro Tira y afloja entre la inflacion y la deflacion global

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Oro: Tira y afloja entre la inflación y la deflación global

El oro ha subido más de $200 por onza desde mediados de diciembre del 2020, aunque hay señales de que esto puede revertirse. A partir de este año, los productores comerciales de oro han tomado la delantera en la categoría de trading comercial conforme la posición neta total de los operadores comerciales se ha vuelto cada vez más bajista en 9 de las últimas 11 semanas. El mercado se ha ido consolidando cerca de sus máximos, mientras continúa formándose un patrón de divergencia cada vez más pesimista. Es probable que el patrón técnico junto con la venta fundamental de los productores de oro continuará conspirando

para empujar los precios del oro a la baja a medida que la economía global continúe en camino hacia la deflación.

Hay sólo un par de puntos a tomar en cuenta esta semana y que veremos antes de analizar un gráfico, ya que como siempre una imagen vale más que mil palabras. En primer lugar, la creciente fuerza bajista de la posición neta de los operadores comerciales se compone de dos factores. Los mineros que necesitan cubrir la producción por adelantado y obtener dinero en efectivo operativo son los principales actores, pero, también hay operadores de cobertura con posiciones largas, quienes elevarán sus coberturas si el mercado se mueve lo suficiente para que puedan lograr un beneficio en los contratos de Futuros sin tener que afectar sus posiciones físicas en oro. El movimiento alcista de $200 por onza ha sido más que suficiente para atraer a ambos jugadores al mercado.

En segundo lugar, el mercado está alcanzando niveles de resistencia importantes. Parte de la razón por la que estamos viendo un esfuerzo de venta tan tremendo y concertado de los operadores comerciales, se debe a que esta es la primera oportunidad desde el mes de enero pasado para vender oro a precios tan buenos. En enero pasado, cuando el oro se cotizaba por encima de $1300 por onza, vimos un aumento en la posición neta de operadores comerciales de más de 206000 contratos para posiciones en corto. El máximo actual de este movimiento es $ 1287 y la posición comercial neta correspondiente es de 195000 contratos para posiciones de venta. Un precio de $1.300 por onza representa un valor significativo para los mineros de oro que tratan de vender su producto en una economía global en deflación.

Por último, queremos examinar la acción técnica de la semana pasada junto con la evaluación y política pesimista del FOMC y las acciones del BCE. El mundo está jugando un tira y afloja entre la inflación y la deflación mundial. La debilidad económica en Europa, China y Japón parece compensar cualquier fortaleza que la Fed ve a nivel nacional. Mientras tanto, hay muchos expertos e inversores nacionales en Estados Unidos que pensaban que la Fed estaba cometiendo un error con el primer aumento en las tasas de interés. La batalla de estos operadores están metiendo dinero en el oro como un activo conocido, para bien o para mal. Técnicamente hablando, en la batalla que se está llevando a cabo, parece que los vendedores están a punto de obtener la delantera sobre los compradores. Cada uno de los máximos recientes se formó al mismo tiempo que se producían lecturas de impulso bajista en el mercado a corto plazo, lo que está creando una divergencia bajista gigante. Por otra parte, la divergencia bajista se acompaña de una continua presión de venta de los operadores comerciales. Por último, el interés abierto relativamente sin cambios en el mercado de oro durante las últimas dos semanas significa que los operadores comerciales están aumentando su cuota de mercado. Los operadores comerciales ahora representan un poco más de la mitad del interés abierto total.

El siguiente gráfico sugiere que el oro llegará a $1150 mucho antes que hasta $1350.

Gráfico de precios de Futuros del oro para el 2020

Diario digital del dinero y las finanzas

(OroyFinanzas.com) – La inflación y la deflación son las dos caras de una misma moneda. La inflación se caracteriza por el aumento de precios mientras a la deflación se la define por una bajada de los mismos. Una y otra actúan sobre la estabilidad de los precios y afectan a las decisiones de consumidores e inversores. Los intereses de éstos no suelen coincidir con los intereses de los bancos centrales. James Rickards, editor de Strategic Intelligence, desarrolla esta idea en el siguiente artículo.

Efectos de la inflación y deflación

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Con inflación, los consumidores se lanzan a las compras, antes de que el precio de las cosas suba. Con deflación, los consumidores se muestran más precavidos en esas mismas compras, por la expectativa de que los precios continúen bajando y así adquirir los bienes a un precio más barato.

Tanto la inflación como la deflación constituyen un reto para los inversores porque, aparte de riesgos normales de cualquier inversión, tienen que pensar en los rendimientos futuros, en función de los cambios que puedan sufrir los índices de precios. La inflación favorece a los deudores porque el valor real de sus deudas disminuye, a medida que el dinero vale menos. La deflación favorece al acreedor porque el valor real de las deudas sube, a medida que el dinero obtiene un mayor poder adquisitivo. Para resumir, tanto la inflación como la deflación se deben tener en cuenta a la hora de tomar decisiones económicas. Su predicción es un componente externo añadido a la propia inversión.

Para los inversores, la inflación y la deflación son igual de malas. Un punto de vista que no comparten los Bancos Centrales. Para los bancos centrales, la inflación es una situación manejable y, a veces, hasta deseable. La deflación, por el contrario, es algo incontrolable y, además, potencialmente devastadora para la economía. Entender por qué los bancos centrales temen la deflación más que la inflación es clave para comprender la política monetaria futura que aplicará un banco central.

A los Bancos Centrales les gusta la inflación

Estas instituciones financieras creen que pueden controlar la inflación con una política monetaria más dura, elevando las tipos de interés. Dado que los tipos se pueden elevar hasta el infinito, esta herramienta es ilimitada. Por lo tanto, no importa lo fuerte que sea la inflación. Un banco central puede siempre ejercer un control aumentando los tipos. El ejemplo clásico lo tenemos en 1980 cuando Paul Volcker elevó las tipos de interés al 20% para combatir una inflación que había alcanzado el 13%. Si el genio de la inflación se escapa de la botella, de esta forma, siempre hay forma de meterlo dentro de nuevo.

Además, los bancos centrales también creen que la inflación puede ser positiva para la economía, debido a lo que se conoce como propensión marginal al consumo o MPC (Marginal Propensity to Consume).

El MPC es un escenario que establece qué haría un individuo con un dólar adicional de ingreso. Una persona pobre lo emplearía en necesidades básicas como comida, vivienda o medicinas. En cambio, una persona rica, apenas lo empleará para estas necesidades porque ya las tienen cubiertas, así que invertirá o ahorrará ese dólar. Las personas más pobres tienen un MPC superior respecto a las más adineradas.

La inflación puede ser entendida como una transferencia de riqueza de los ricos a los pobres. Los ahorros de los ricos valen menos mientras sus gastos se mantienen con un MPC bajo. Por el contrario, el pobre que no tiene ahorros y puede tener deudas, éstas se reducen en su valor real por efecto de la inflación. Los pobres también pueden obtener incrementos salariales en períodos inflacionarios que gastarán por su mayor MPC.

Por lo tanto, la inflación en teoría tiende a aumentar el consumo total porque la transferencia de riqueza de los ricos a los pobres aumenta el gasto de los pobres, pero no disminuye el gasto por los ricos. El resultado es un mayor gasto total o “demanda agregada”, que ayuda a la economía a crecer.

La deflación no gusta a los gobiernos

La deflación no es tan benigna y perjudica al gobierno de muchas maneras. Aumenta el valor real de la deuda nacional afectando a las cuentas públicas. Los déficits siguen creciendo incluso en deflación, y el PIB se ralentiza cuando se cuantifica en dólares nominales. A consecuencia de esto, la relación deuda-PIB puede dispararse en períodos de deflación. Una situación que ha padecido Japón durante décadas. Cuando la relación deuda-PIB se eleva demasiado, puede dar lugar a una crisis de la deuda soberana y el colapso en la confianza de la moneda.

La deflación también afecta a la recaudación de impuestos del gobierno. Si un trabajador gana 100.000 dólares al año y consigue un aumento de 10.000 -en un entorno de precios estables-, ese trabajador tiene un 10% de aumento en su nivel de vida. El problema es que el gobierno recauda 3.000 dólares de esos 10.000 en impuestos. Así que el trabajador sólo recibe 7.000 de la subida salarial. En cambio, si los precios bajan un 10%, ese mismo trabajador obtendrá un 10% de aumento en su nivel de vida. Pero, en este caso, mantiene toda la ganancia, porque el gobierno no tiene ninguna manera de gravar los beneficios de la deflación. En ambos casos, el trabajador tiene un aumento de 10,000 dólares en su nivel de vida, pero en el primer ejemplo el gobierno recauda 3.000, mientras que con la deflación el gobierno obtiene ninguna ganancia.

Por eso los gobiernos favorecen la inflación. Se puede aumentar el consumo, disminuir el valor de la deuda pública y aumentar la recaudación de impuestos. Y temen la deflación, porque la gente puede ahorrar y no gastar, aumenta la carga de la deuda pública, y no se recaudan impuestos.

Lo que es bueno para el gobierno es a menudo malo para los inversores. Con un escenario de deflación, los inversores pueden beneficiarse de menores costos, impuestos más bajos y un aumento en el valor real de los ahorros. Como regla general, la inflación es buena para el gobierno y mala para los ahorradores; mientras que la deflación es mala para el gobierno y buena para los ahorradores.

Hay muchas deficiencias en la forma en que el gobierno y los economistas abordan el tema de la inflación y la deflación. La idea de la MPC como una guía para el crecimiento económico es muy defectuosa. Incluso si los pobres tienen una mayor propensión a consumir que los ricos, ese crecimiento económico se deriva del consumo. El verdadero motor de crecimiento a largo plazo no es el consumo sino la inversión.

La inflación perjudica la inversión y el ahorro

Aunque la inflación pueda ayudar a impulsar el consumo, perjudica el capital y, por tanto, la inversión. Una política que favorece la inflación, sobre la deflación, puede inducir a impulsar el consumo a corto plazo pero retrasa la inversión basada en el crecimiento a largo plazo. La inflación se asemeja al agricultor que se come todas las semillas de maíz durante el invierno y se queda sin nada que sembrar en primavera. Morirá de hambre.

Asimismo, no es cierto que la inflación sea fácil de controlar. Hasta cierto punto, la inflación puede ser contenida aumentando los tipos de interés pero a costes muy altos y el daño ya está hecho. Más allá de este umbral, la inflación puede convertirse en una hiperinflación. En ese momento, ninguna subida de tipos de interés puede detener la marea de utilizar el dinero para adquirir activos sólidos como el oro, tierra o recursos naturales. La hiperinflación casi nunca ha sido controlada. En esa situación, lo normal es acabar con la moneda actual existente y empezar de nuevo. Eso sí, después de perderse los ahorros y los planes de jubilación.

En un mundo ideal, los banqueros centrales tendrían como objetivo la estabilidad de precios evitando inflación o deflación. Pero con premisas económicas erróneas y las prioridades del gobierno, descritos anteriormente, no estamos en este caso. Los bancos centrales favorecen la inflación sobre la deflación porque aumenta la recaudación de impuestos, reduce la carga de la deuda del Gobierno y fomenta el consumo. Si ahorradores e inversores son los perdedores de esta política, es una pena.

Las implicaciones de lo expuesto son profundas. En un período en que las fuerzas deflacionarias son fuertes, como la que estamos experimentando ahora, los bancos centrales tienen que usar todos los trucos a su alcance para detener la deflación y provocar inflación. Si una medida no funciona pues se prueba con otra.

Medidas inflacionarias desde el 2008

Desde el año 2008 los bancos centrales han utilizado distintas medidas para propiciar inflación: recortes de tipos de interés, flexibilización cuantitativa, guerras de divisas, objetivos nominales asociados al PIB, Operación Twist… Ninguna ha funcionado. La deflación sigue cobrando una fuerte tendencia en la economía global. Y es poco probable que cambie. Las fuerzas deflacionarias no van a desaparecer por el momento.

Los inversores deben esperar más experimentos monetarios en los próximos años. Una subida de tipos de la Fed en 2020 parece poco probable en vista de los datos recientes. Si la Fed, sin embargo, aumenta las tasas a pesar de todo -posiblemente por temor a las burbujas de activos-, la reacción del mercado global puede llegar a manifestarse en un estallido repentino de esas burbujas. Una cuarta ronda de flexibilización cuantitativa, la llamada “QE4”, a principios de 2020, no se puede descartar. Si la deflación es lo suficientemente fuerte, los bancos centrales podrían alentar subidas en el precio del oro en 2020 y así, incrementar expectativas inflacionarias.

Finalmente, los bancos centrales serán los ganadores y tendrán la inflación deseada. Pero llevará tiempo, y la inflación puede convertirse en una hiperinflación que los bancos centrales ni esperen ni entiendan. Este “tira y afloja” entre la inflación y la deflación está creando el clima de inversión más desafiante en ochenta años. La mejor estrategia de inversión es una cartera equilibrada que incluya activos sólidos y dinero en efectivo. Es la forma de estar preparados para todos los escenarios posibles.

Sobre el autor

OroyFinanzas.com

Entradas relacionadas

¿Qué está pasando en el mercado del oro? – Jim Rickards

El Banco Central de Rusia compró 9,33 toneladas de oro en junio de 2020

Sudáfrica podría aprobar a finales de año la nacionalización de su banco central

Kazajistán adelanta a Austria como país número 20 con mayores reservas del oro del mundo

27 Comentarios en «Los bancos harán todo para evitar la deflación y conseguir inflación – Jim Rickards»

Por supuesto Dioro, considero que eres muy REALISTA y esto es lo que a muchos les molesta e incluso les aterra. Saludos

Concuerdo. Si la moneda es fijada al oro, los precios bajarian por aumento de productividad, nuevas tecnologias, libre competencia, mejora de procesos, o sea de una forma completamente saludable. Seria el escenario ideal, como se vivio buena parte de la historia.

El crecimiento más saludable económicamente hablando es la deflación en una economía fijada al oro. Ya que significa que la producción aumenta más rápido que la cantidad de dinero. Aumento el poder adquisitivo de la población además de no destruir el capitál y fomentar el ahorro. En mi humilde opinión.

Leonidas-diorita, si te preocupa el tema búscalo en el internet: 1 trillón = 1 x 3(tri) x 6 ceros(llón). Otro ejemplo: (1 billón = 1 x 2(bi) x 6 ceros(llón). En español para no confundirte nunca más hay una regla fáustica, apréndetela de una vez, hazme el favor: la terminación “llón” es la abreviación del mi-llón, esto es, 6 ceros, el sufijo “bi” es el 2; el “tri” el 3, y así sucesivamente…si conversamos en español el referente norteamericano no pinta nada. Al caso: yo me concentraria más en la sustancia de lo que cuento, he podido despistarme, ahora no lo recuerdo, pero es muy facilón en realidad. Saludos.

Dioro algo no me cuadra. 142.000.000.000.000 dólares = 142 E+12. = 142 trillones americanos.

Si faltaran otros 6 ceros serían 142.000 cuatrillones de dolares americanos.

Las cifras americanas, yo me lo he aprendido en multiplos de 3 en el exponente.

1 E 6 Millones.
1 E 9 Billones.
1 E 12 Trillones.
1 E 15 Cuatrillones.

Igual me equivoco con lo que quería expresar en la frase o parrafo inicial. Un saludo el antiguo Diorita.

Bueno Salacot, la canasta del IPC a pesar de ser muy importante y el fiel reflejo sentido en nuestro propio bolsillo de los efectos de la inflación o deflación, no lo es todo, y puede también ser subjetivo, también puede variar por países y por temporadas, como es lógico, pero que estamos inmersos en una fluctuación de precios deflacionarios y estamos viviendo una situación deflacionaria a nivel global, creo que muy pocos se lo cuestionan ya. La canasta IPC refleja la situación del consumidor „medio“ que es el representativo en el sentimiento de poder de compra. Si los hábitos de compra de los diferentes ciudadanos difieren significativamente del patrón estándar de consumo en que se basa el índice base, éstos podrían por supuesto experimentar una variación del costo de la vida muy distinta a la que nos viene marcada por el índice general. A ciertas familias les resultará más pesada que a otras el día a día cuando tienen que ir a comprar al supermercado, eso es evidente y lo sabemos todos. A algunos les preocupa llenar el depósito de combustible cada dos por tres y hasta viven en sus automóviles, allí presumen de disponer de música fenomenal y hasta abrillantan sus coches cada dos por tres, ni siquiera se fijan en el valor de las cosas, y el medio ambiente tampoco parece importarles mucho, hay de todo en esta vida Salacot, para qué nos vamos a engañar. Otros por desgracia tendrán que estar pendientes de un presupuesto irrisorio o que no les va a llegar a fin de mes, algunos tenemos suerte del día 25 de cada mes todavía mantener la cartera sustancialmente llena de billetes, otros cuando llega el día 20 del mes ya se ven ahogados y los hay incluso que cada mes que empieza es una tortura mental y se preguntan cómo llegar al mes siguiente y sacar adelante a su familia.

Claro que hay sensaciones de inflación y deflación personales, temporales, locales, regionales, por países, etc…y también según los diferentes productos, servicios, etc…pero de que estamos bien metidos en una espiral deflacionaria en su conjunto yo creo, de verdad, que no hay duda. Aparte de los índices de precios al consumo tienes que saber que la industria y la empredsa mayorista cuenta con otros índices, no recuerdo cómo los llaman en España, pero puede ser algo así como indice de precios al por mayor y también índice de precios industriales, que me corrija un economista cómo se llaman en español, pero vamos, supongo que se me entenderá. Esos precios supongo que incluso en España, en el ámbito general, deben ser deflacionarios como lo son en casi todos los países que conozco de Europa. Ten cuidado con los márgenes comerciales y los impuestos y gravámenes, incluidos los de servicios, éstos pueden afectar a los precios finales de venta al público. Algunas personas también experimentarán por ello una «tasa de inflación» superior
en su «canasta de la compra» individual y para otras la «tasa de inflación individual» será inferior. Al que está en un Consejo de Dirección de una empresa bancaria que vende al día a 1000 pazgüatos 1000 planes de pensiones es muy probable que cuando vaya a pagar la langosta en el restaurante ni siquiera mire la factura, el que ha quedado sin trabajo sin embargo se les verá y se las deseará para poder seguir viviendo con una sonrisa en la boca, si tiene familia a la que alimentar su vida, por mucha subvención y ayuda familiar que reciba, será me imagino un calvario.

O sea, Salacot, se acepta que estamos soportando una deflación, pero si te parece mal o no lo aceptas, no pasa nada, alégrate, pero no desees que se invierta la tortilla, porque cuando tarde o temprano se inviertan los valores y la inflación aparezca, entonces…ohhhh sí, entonces sí que te vas a enterar lo que vale un peine! El problema entonces es otro, si se hace galopante, no puedes pagar con dinero, porque tu dinero NO VALE NA-DA. No te calientes tanto la cabeza con la duda de si estamos en inflación o deflación, estabilidad de los precios en todo caso no hay, pero dentro de lo que cabe están más o menos estables, en este sentido tenemos algo de suerte…todavía. Hasta hay suficientes pruebas de que hay „dumping comercial permitido“, algo sumamente nefasto para el comercio. Procura antes bien que los precios de los bienes, de las reservas y de los semifacturados, no varíen mucho al alza, porque como lo hagan entonces sí que estarás apañado, te lo digo yo, si encima tu estado es tan asocial que promueve en la sombra el oligopolio y el monopolio encubierto y fabrica sus leyes para la gran empresa y ésta esquiva el pago de sus impuestos legales por mil medios diferentes, vivirás en un país donde el mañana es un juego de cábalas, dependiente al completo de la suerte del destino. Mejor es preparar el mañana y atenderlo para calcular cómo puede ser y que no nos coja por sorpresa nada, porque si uno no piensa en su mañana la vida lo va irremediablemente a golpear desde mil ángulos distintos. Estamos en deflación sin ninguna duda, pero si tú no lo ves, no pasa nada, nada de nada, disfruta mientras puedas de la inflación aparente que ves, pues la no deflación sólo puede ser inflación, bueno, cabe la posibilidad de estabilidad de precios, pero esa posibilidad es sumamente teórica, ideal, casi nunca se dá, queda siempre muy afectada en la realidad, es un desideratum simplemente. Disfruta pues „tu inflación“ y procura por el bien de [email protected], incluido tú mismo, que dure mucho, pues ya lo estás viendo en todos los escritos de economistas, a partir de ahora „se va a buscar la inflación“ y se está forzando a ello, sin resultados convincentes, pero tarde o temprano lo lograrán… … …y cuando eso llegue, ya lo sabes, porque eso sí que te lo asegura dioro, TU DINERO TENDRÁ SIN DUDA ALGUNA, MENOS VALOR!

Pues eso es, pero yo no soy precisamente de los que se van a quedar esperando lo inevitable e irreversible, tomo mis medidas para que ningún chupóptero que no ha hecho nada por ganarse el bienestar que yo me he ganado se vaya a aprovechar de la situación, entiéndase decisión política en forma de decreto o cierre de empresa bancaria de la noche a la mañana, o depreciación de la moneda con la que trabajo o infravaloración de las divisas, por tan sólo poner unos pocos ejemplos.

Con lo de optimismo y pesimismo, lo que he querido insinuar es que yo me considero más optimista que pesimista, pero observo la realidad y ésta me hace tomar mis precauciones. Cada cual, por supuesto, tomará las suyas según lo entienda, hay algunos que incluso están hasta firmando pólizas de planes de pensiones a estas alturas…ellos sabrán!

Muy atinada opinión y muy disfrutable este post Dioro. Por todos los ángulos posibles estoy de acuerdo con tu propuesta, es la DEUDA lo que ya nos ha podrido como sistema económico y hoy día NO hay manera de pagar semejante desastre, muchos menos creando más deuda para “pagar” la existente (vaya auto-engaño) para muestra basta ver la introducción del libro La Avalancha de Deuda que se promociona en esta misma página. Por otro lado creo que más allá del bien y el mal, llegamos ya a una etapa de eclosión en donde solo queda esperar lo inevitable e irreversible; un colapso del mundo financiero porque en efecto, la del 2008 fue una crisis que se pudo controlar con los esteroides que los bancos centrales tienen como arsenal, tan solo para MAQUILLAR y continuar con la borrachera de “riqueza creada de la nada” algo que irremediablemente no puede ser infinito. Entiendo tu postura y que quizá te lleguen a llamar pesimista o catastrofista, es normal que el común de personas se nieguen a ver LA REALIDAD, pasa en los 5 continentes las 24 horas del día, es mejor no ver o ver hacia otro lado. Saludos

Estoy de acuerdo en lo que citas Salacot: Yo creo que en la mayoría de países se observa y vive este fenómeno, la deflación no esta presente en la compra de bienes y servicios básicos como bien comentas* Las empresas se hacen tontas o simplemente prefieren perder antes que ceder un centavo. Saludos

Genial el artículo y es que viniendo de Jim Rickards no se puede esperar otra cosa que calidad y claridad para los que no somos doctos en el tema económico-financiero. Gracias oroyfinanzas.com por traducirlo y compartirlo….

Salacot, la deflacion está en el 80%delas pequeñas empresas que estamos en España incluyendo los autónomos, que están sin poder levantar cabeza bajando precios, metiendo más hora y fastidiando a la competencia para que uno no esté muerto y pueda seguir como puede, a eso yo le llamo la agonía de la deflación. Y por el contrario, tenemos los servicios basicos que estan en inflación, como bien comentas alimentación, seguros, luz, tasas municipales,autonomicos y la madre que los parió. Y luego está la hiperinflacion de las grandes multinacionales, que te rebajan el precio del producto, pero es que el producto merma el doble de lo que baja el precio, si, me refiero a esos productos que en un principio no parecen caros pero que cuando quitas la envoltura todo es eso, envoltura, mayor inflación asquerosa que eso no hay. Vamos, el que no quiera ver, que no vea, pero si animo a la gente que no ve nada, lea los comentarios de Dioro de este post un par de veces para que asimile lo que realmente esta pasando con la economia. Saludos a [email protected]

Gracias Dioro, comparto tus pensamientos que a su vez fortalecen los míos.

Jajjaja, tampoco estoy de acuerdo con su frase “El dinero creado a través de los programas de mejora de la calidad se ha quedado depositado en los bancos, necesita salir y circular de esos bellos edificios tan sólidos ” Imagino que lo que quiere decir es una metafora.

Yo es que tampoco lo se a ciencia cierta, pero ese dinero esta metido en compra de deuda soberana y que indirectamente se mete en el “circuíto financiero” acabando en bolsa y otros activos…..

Lo que esta en los bancos es el dinero de familias, empresas y otros agentes que encontrándose con la economía en deflacción no encuentran otra manera para poder invertirlo o porque el interés de retorno no compensa el riesgo en la inversión.

Donde dice ” los programas de estímulo económico y las tasas de interés negativas para en teoría ayudar a impulsar sus economías”. Creo que no es del todo cierto ( es lo que quieren vendernos). Una tasa de interés negativa no deja de ser una “quita” blanda y progresiva en vez de una reestructuración de la deuda estilo Chipre.

Es más, creo que mi comentario es erróneo. Las tasas de interes negativas son el efecto de los programas de expansión monetaria y la compra de deuda soberanas. Es el efecto producido sobre el precio de los bonos y por ende de sus rendimientos.

En la cifra dada en uno de los comentarios me han faltado evidentemente 6 ceros para que fueran trillones…con este misiva queda corregido el error.

Cuando leo noticias sobre la deflación, yo me pregunto: ¿Deflación? ¿Qué deflación?. Quizás haya bajado de precio el ladrillo (que es inversión, no consumo), temporalmente ha bajado el petróleo (parece que tiende a recuperarse de nuevo), pero todos los PRODUCTOS BASICOS han experimentado subidas importantes (me refiero concretamente a España). Todo lo que se necesita para la vida ha subido: la alimentación, la factura de electricidad, del agua, del gas, la sanidad,… Nos subieron el IVA, el IBI, los impuestos en general. Si que hay “deflación” en los salarios, congelados cuando no recortados. En los depósitos bancarios, que no rinden e incluso pretenden dar interés negativo. Pero en todo lo demás…. ¿DONDE ESTA LA DEFLACION?

Y, enlazando con mi anterior comentario, hoy que tengo un poquito de tiempo y debido a la insistente lluvia no tengo ganas de salir de casa, me permito advertir el asomo de una nueva crisis económica. Por una parte, tenemos el hecho de que el mercado de valores sigue siendo alcista, a pesar de su reciente caída, por lo que debemos pensar que en un momento dado los actores principales que controlan la deuda van a querer recoger beneficios y dividendos de su rentabilidad, el ciudadano de a pie no se va a enterar de cuándo va a ser este momento sino cuando ya ha estallado la siguiente burbuja, puesto que algo sabemos a ciencia cierta y a pesar de la subida imaginaria de ganancia con acciones: el fundamento de la economía mundial no es para nada saludable, pues una vez más sabemos también que su mayor problema queda no sólo intacto sino ennegreciendo más si cabe el futuro de nuestra vida económica: la DEUDA sigue creciendo. El problema genuino global es por tanto, la deuda, y según yo lo veo, y como yo creo que otros muchos agentes que tienen un conocimiento circunstancial de los hechos, creo que ha rebasado su punto de inflexión. es decir, se ha convertido en un verdadero lastre para la economía mundial…y este problema es ya por desgracia, insalvable! Vivir al día, sin ahorro efectivo de resguardo, si cambiara el sistema para controlar el desmadre de la deuda, podría ser un error fatal para las familias y las personas, muchos podrían perderlo todo (y, de verdad, olvídense de verdad de las palabras que les hayan contado, porque piensen: ésos que les han contado esas patrañas, políticos y gobernantes, piensen por un momento tan sólo, son traidores a ustedes mismo, les están ofreciendo datos de riqueza falsos, pues obvian siempre y a propósito LA DEUDA. En el año 2007, por poner tan sólo un ejemplo, la deuda mundial era tan sólo 142.000.000.000.000 dólares…bueno, lo de „tan sólo“ es un decir…7 anos más tarde, ejemplo de siete plagas bíblicas en siete años diferentes, ésta había aumentado a 199 trillones de US$. Eso supone un aumento del 40% en sólo siete años. Piensen en ello quien lo desee, si con ello le puedo tocar a alguien el nervio del entendimiento ya me alegraría y me doy por satisfecho.

Así que amigos nada en absoluto ha cambiado desde la última gran recesión. De hecho, todo ha empeorado. No ha habido un proceso de desapalancamiento y la deuda y el „dinero debido“ es mucho más grande que el dinero que la economía mundial puede manejar y el dinero que se tiene que pagar todavía…de verdad, dediquen un minuto de sus vidas para tratar de entender esto que estoy comentando, porque es de suma importancia para comprender por qué es realmente bueno asegurarse un sistema eficaz que nos proteja contra los hachazos a nuestro patrimonio que nos va a dar la imprecisión de la deuda global. Muchos sentimos que esto nos conducirá a una nueva crisis o un colapso, no sabemos cuándo será, pero la amenaza está ahí y permanentemente en nuestras vidas, puede ser mañana o dentro de 5 años, pero está ahí…su banco, de donde usted obtiene el dinero, puede mañana también cerrar sus puertas, cuando esto ocurre todo evoluciona muy rápido, y los supermercados se vacían muy rápidos también, y en todas las situaciones de crisis de escasez vuelve el estraperlo y el trueque por valores reales. es por tanto algo más que una posibilidad, personalmente no he querido ser nunca un catastrofista o un pesimista, creo que no lo soy, pero sí que soy consciente de que este mamoneo interncional del asunto del dinero y su definición resulta fallida por una parte, y por la otra, está en manos de poderosos sinvergüenzas, que son precisamente aquellos que controlan la deuda y, una vez más, por tanto el poder de camino. Recuerden que la crisis del 2007-08 no va a ser la última, pero eso sí, se lo crean o no, estuvo a punto de llevar al mundo al borde del abismo…la siguiente puede que no soporte la prueba, pues no sólo los seres humanos aprendemos a protegernos sobre el destino incierto, los males y las mentes dañinas que planean los nuevos males que han de venir también ganan experiencia!

Hoy por ejemplo sabemos que practicamente casi la totalidad de los bancos europeos y norteamericanos hubieran ido directamente a la bancarrota si la Fed y el BCE y sus bancos centrales europeos no hubieran intervenido. Y algo me dice que la próxima vez, una vez aprendida la lección del daño posible, las mentes perversas que controlan el meollo, podrían inclinarse por atacar directamente a los bancos centrales, más sabiendo que las columnas que sostienen sus edificios están resquebrajadas y no reforzadas, antes bien, han quedado bastante dañadas. Por qué creen si no que los bancos centrales llevan comprando oro en cantidades importantes otra vez?

Sépanlo [email protected], incluso los que no pueden soportar mis escritos, la DEUDA es sin duda alguna DEFLACTOR. Si hoy la deflación nos absorbe, sepan que la causa principal no es otra que la congestión de deuda que nos ahoga. Para que se hagan una idea, la deuda es como la tapa de una olla a presión sobre el crecimiento mundial, el fuego continúa al rojo vivo, la presión es inmensa, tarde o temprano la olla se convertirá en una bomba y explosionará porque nadie la quita del fuego, y por desgracia el tiempo es exponencial en este caso también, la temperatura alcanzada en el interior de la olla está jugando con los principios de la física, la olla tarde o temprano, repito, explosionará o impresionará. Fíjense tan sólo en el ejemplo de los EE.UU., el crecimiento económico promedio anual ha sido sólo del 1,2% en los últimos ocho años. Y eso es lo mejor que podría hacer después de años de QE y tasas de interés muy bajas. No nos engañemos, el cremiento permanente es imposible.
Además, la riqueza mediana para más de la mitad de las personas también se ha reducido un 40% desde la última recesión. Las fortunas, sin embargo, se hacen más ricas a través de activos imaginarios. Así que a pesar de la buena noticia económica con que tanto nos machacan, o los disparates que suelten cada dos por tres los gobernantes, que nadie se crea una palabra, no tienen controlado nada de nada, todo está como en la la cuerda floja atada por dos demonios a ambos lados del precipicio…y usted y todos nosotros estamos encima practicando el equilibrio…sólo quien lo ve, si puede, se dá un salto y se agarra a una roca de una parte de la montaña, los demás se quedan encima de la cuerda soportando el viento y las sonrisas endemoniadas de los diablos que sostienen la cuerda.

Y para el teórico de turno que me diga que quienes apostaron por concentrar su ahorro en el oro o en otros metales preciosos sufrieron más porque los precios del oro cayeron aún más que el precio del dinero, les digo una vez más que se equivocan, el oro concretamente se mantiene en el ranking de la segunda mayor protección internciaonal contra toda esta desfachatez, la primera me la reservo y no la contaré aquí, la conté en su día y pareció a poco público interesarle, así que no voy a hacerlo otra vez. Las bajas tasas de interés se han comportado en todo este periodo alcistas para el oro, ése es un dato que no han tenido en cuenta la mayoría de los mortales que practicaban inversiones y ahorro puro en oro, pero que sospechaban que era bueno, hoy yo se los confirmo el porqué, por lo menos quienes opinaban como un servidor sabían que el oro en realidad no compite con las monedas „en cuanto a las tasas de interés“, está liberalizado de ellas, es rendimiento que se puede considerar neto y eficaz al 100%, tan sólo hay que dominar algunos aspectos de los que con mucho gusto algunos como yo creo que seguirán dosificando su información e informandolos en el futuro. Con ello ya les he descubierto una más de las bonificaciones de las que siempre les comento, que les repito otra vez para que no olviden jamás: „Las bajas tasas de interés se han comportado en todo este periodo desde el 2020 hasta noviembre del 2020 alcistas para el oro“. Es el juego del dinero, para aquel o aquella que haya sabido hacer de su dinero, oro. Puede que todavía no llegue a comprenderlo, y entiendo que muchas personas no puedan entender lo que quiero decir, pero lo acabarán entendiendo conforme el oro vaya dictando poco a poco su precio real, puesto que el precio de pizarra es un precio que sabemos está demasiado manipulado. Por cierto, sepan que la mayoría de los principales países tratan con tasas bajas o negativas, y cuánto más lo hacen, el oro se mueve más hacia arriba en el ranking de divisas. El oro por tanto sólo puede ganar con respecto a cualquier divisa, y lo mejor, esa ganancia es siempre gratis para el oro, porque tiene valor propio, las divisas no, sólo si todos los participantes de lo damos…y poco a poco nos vamos hartando de dárselo, o no es cierto? Piensen también en ello quien tenga gansas de romeprse los cuernos hoy un rato…

Y de hecho el oro tiene valor como moneda dimisionaria, tiene valor al 100%, como ningunaotra divisa. El oro, como la moneda definitiva, sólo sigue en estos momentos al dólar estadounidense en términos de mayor fortaleza de moneda. Pero el alza de subida del dólar de ritmo rápido está causando agitación en el mercado de divisas y no lo olvidemos por cierto, el dólar no soporta el tremendo lastre de la deuda, el dólar US desde luego sí, concretamente como casi ningún otro país en términos relativos y el que más entérminos absolutos.

Y ya acabo con un pensamiento sublime más, para no cansarles el fin de semana y para que [email protected] no me tengan que soportar, casi parece irreal para muchos inversores internacional que piensan que los EE.UU. van a elevar las tasas del dinero cuando el dólar se está disparando. Una incongruencia, puesto que sabemos ya mantiene de hecho las tasas más altas del conjunto de los países más importantes.del planeta. Si es que no hay vuelta de hoja, en algún momento que sube bastante rápido, el alza del dólar se deriva, ya sea por intervención o ya sea por agotamiento. Y cuando esto sucede, sépanlo todas, una caída del dólar va a dar un impulso al curso del oro. Pensar que el oro no golpeó nuevos mínimos cercanos a los 1.143 US$, ya durante la subida voluptuosa del dólar, muestra la subyacente fuerza sutil del poder del oro.

Para quien me haya leído mis dos comentarios del día y me haya entendido, les he dado a conocer uno de los bonos más efectivos del oro como metal de inversión, de ahorro y por qué no, también de inversión. Dioro les desea mucha inteligencia para que sepan y atinen a proteger su patrimonio lo mejor que puedan entender. Un saludo a todos y viva el vino! que esta noche será „palo cortado“ de la mejor calaña.

Los mercados se han estado comportando en los últimos años de una forma muy volátil, y este hecho no ha pasado desapercibido por el mercado concreto del metal precioso. Ocurre que cuando los mercados se comportan así y encima desde todas direcciones te están diciendo que hemos entrado de lleno en deflación el inversor en metal se queda perplejo y duda en cómo reaccionar. Entre otros detalles se pregunta si esa deflación que tanto se cacarea le va a resultar contraproductiva a su interés por la inversión, yo personalmente no lo creo porque sigo insistiendo en que lo malo no es la deflación en sí, sino las contrapartidas que tal fenómeno económico afectan al resto de situaciones que afectan a los mercados. La verdadera amenaza no es la deflación o la inflación, aunque éstas de por sí puedan ser más menos dañinas si sus estados se prolongan, el verdadero problema que nos amenaza a todos, no me cansaré de repetirlo es su incidencia sobre la deuda, sí, siempre la deuda, éste es el verdadero enemigo, el enemigo público n° 1 de la economía.

Ciertamnete la deflación en estos momentos se está intensificando a öa vez que la inflación se encoge, disminuyendo en todo el mundo hasta tal punto que podemos asegurar ya que tanto en la zona euro como recientemente en los USA está siendo negativa (por tanto, no cabe duda de que se trata de deflación, ya que ésta no es sino una inflación negativa en términos precisos de entendimiento).

Lo realmente asombroso de la cosa es que sabemos que los bancos centrales están tratando de minimizar las fuerzas deflacionarias y al ciudadano le resulta extraño no obstante que lo que están de hecho haciendo es meter más madera al fuego, por ejemplo mediante la flexibilización cuantitativa (QE), los programas de estímulo económico y las tasas de interés negativas para en teoría ayudar a impulsar sus economías y obtener la inflación hasta por lo menos el 2%. Si al final les resulta exitoso el intento no tardaremos mucho en verlo. Y precisamente éste es uno de mis razonamientos para mientras tanto en el intento de estos agentes macroeconómicos por controlar los niveles de deflación-inflación no olvidar nuestro norte y continuar aprovechando el tiempo para invertir en „sustancia“. Imagínense los dos supuestos, por ejemplo el de deflación tope y el de inflación galopante, nadie encontrará un medio más seguro de protección ante estos posibles fenómenos como el metal de inversión o, por lo menos, supongo que hasta los más agnósticos en el tema, admitirán que acumular metal de inversión „no daña y a la vez protege el patrimonio duramente ganado con nuestro sacrificio“. En este punto en el que nos encontramos, para mí está bien claro que el mayor peligro actual sería el de encontrarnos a la vuelta de la esquina (del tiempo) con una espiral deflacionaria, que es curiosamente lo que todos pretenden evitar. Qué resultado daría esta espiral endemoniada? La historia nos lo explica muy claro en diversos ejemplos, siempre ocurre por lo menos lo mismo, que es lo que por lo menos sabemos de antemano: como las tasas de interés bajan, se hace más atractivo el negocio del prestamista que el negocio del ahorro, es decir, abundan más los préstamos en lugar de guardar. y éstees para mi el fallo más grande al que se va a estrellar la sociedad actual como no reaccione a tiempo, pues tras el constricción al préstamo la misma inercia va a continuar forzándolo, en detrimento del ahorro, al que ya la población le está cogiendo hasta miedo. Y este sentimiento es absolutamente falso y nefasto para la sociedad. Sus gobernantes y teoréticos económicos deberían promover el ahorro so pena de encontrarse una llaga demasiado letal tras la herida social en la que nos encontramos… … …y por eso principalmente lanzo una y otra vez mi recomendación de ahorro por lo menos en „metal precioso“ ya que en efectivo hoy por hoy no es atrayente.

Así que estamos llegando a un complejo círculo vicioso en que los bancos centrales tienen la esperanza de que los bancos comerciales, privados e hipotecarios van a prestar más dinero a los consumidores. En realidad, y lo estamos viendo en estos momentos en la misma Grecia, lo que realmente se está dando es justamente lo contrario, todo el que puede se apresura a sacar el dinero de sus cuentas, y con ello los bancos comerciales se están quedando en pañales, es decir, en su verdadero potencial, que no es otro que el de sus propias reservas bancarias, y seamos sinceros, las propias reservas bancarias son muy, pero muy limitadas. Ésa es principalmente la razón por la que la velocidad del dinero ha ido disminuyendo en los últimos años y nos encontramos en una situación peligrosa en estos momentos.

El dinero creado a través de los programas de mejora de la calidad se ha quedado depositado en los bancos, necesita salir y circular de esos bellos edificios tan sólidos bancarios, necesita llegar a la población, a las empresas, a las familias, a todos aquellos que lo necesitan y están dispuestos a sacrificar su trabajo o su esfuerzo o arriesgar su inteligencia y su ambición para conseguirlo y crear empresa. Esa es la razón principal por la que la inflación ha venido disminuyendo. Eso también ayudaría a convertir las presiones deflacionarias que atormentan al mundo y se conseguiera llegar al grado de inflación justo y necesario para alcanzar el impulso a la economía dinámica. No está sucediendo todavía, pero confiemos que con diversas medidas resulte al final, por lo que tarde o temprano espero una inflación pues debido a la misma dinámica del legislador económico que se debe a intereses turbios no sabrá después controlar debidamente la inflación que de rebote llegará, sin duda, llegará y será entonces un nuevo problema para muchos que no hayan ahorrado en una forma inteligente para preservar la sustancia de su riqueza.

El siglo XIX fue uno de los más estables de la historia desde el punto de vista de la estabilidad monetaria. La inflación / deflación casi no existia y ello se debía a un patrón metálico (o bimetálico) que funcionaba. Con la llegada del siglo XX, la creación de la FED y el fin del patrón oro la cosa iba a cambiar radicalmente. Ahora estamos viendo los resultados. Lo que pueda venir es impredecible, pero el control de la inflación/deflación se nos va de las manos.

En efecto Sr. Uribe, a cual peor, por lo menos ambas, inflación y deflación, como mejor están es controladas. Tan nefasta lo es una como la otra, pero si bien la deflación propicia el inmovilismo la inflación es un monstruo con siete cabezas que puede ser dañina de verdad si se descontrola. La solución de la deflación no es la inflación, y vice versa tampoco, éste es el error número uno que se pretende hacer creer a la población, propiciado por aquellos que controlan sobre todo la deuda, esto es, la inteligencia bancaria!

Un ejemplo realmente lamentable de la situación deflaccionaria de la economía que estamos viviendo y que esta saliendo a la luz en España a raíz del accidente del Airbus en Francia es que los pilotos o mejor dicho los que quieren ser pilotos de compañias aereas en la actualidad están pagando ( lo contrario) por empezar a tripular en compañías aéreas. La gente desesperada y en algunos sectores dentro del mercado laboral, paga para trabajar con la esperanza de obtener rentas laborales en el futuro una vez obtenida experiencia.

“Los profesionales creen que el sistema actual de entrada en algunas compañías, en el que los pilotos jóvenes pagan para hacer horas, está pudriendo la formación que antes era mucho más exigente y pedía más horas para poder ser copiloto. Otro de los trucos de las compañías es cobrar a los aspirantes por hacer horas en los nuevos aparatos. La formación para estos nuevos aviones la paga la constructora. Es decir que las compañías cobran por algo que a ellos no les cuesta nada.

Muchos jóvenes aceptan estas condiciones porque es la forma que tienen para hacer horas y ser copiloto primero y piloto de un avión después. Antes, las compañías iban a buscar a los jóvenes que despuntaban en otros trabajos aéreos y se llevaban a los mejores a sus aparatos. Los pilotos dicen que las empresas ahora apuestan por reducir costes y entre estos está el que el copiloto sea una persona con pocas horas, es decir con poco sueldo, o que incluso pague por volar. El Sepla ha llevado esta situación a la Comisión Europea para que estudie el descenso en la calidad de la formación de las flotas comerciales.”

Copio y pego una definición correcta de deflacción porque lo que dice la primera parte del artículo no tiene …….;

“Si hay un fenómeno económico de actualidad que debería preocupar a los directivos es la deflación, una situación sistémica fruto de una competencia más agresiva y de un peor tono de la demanda (por insuficiencia y/o por su posposición), produciendo la caída delmargen de contribución total mientras otros costes y obligaciones, como la amortización de pasivos de todo tipo, se mantienen constantes o suben.

Hablamos de un tema “ladrillo” pero capital y tal vez por eso se trata de ocultarlo o evadirlo a ver si escampa, o que simplemente no se entiende, ya sea porque demasiados están en un nivel de ingresos distintos al del IPC (rentas bajas afectadas por la regresividad española), porque se confunde deflación con recesión o porque no se quiere cambiar el chip ni entender lo que está ocurriendo. Son casos a superar a estas alturas del problema; allá ellos, nosotros hemos de avanzar. Añádanle luego que a nivel empresarialno hay una solución general y se encontrarán con uno de los problemas económicos más difíciles de resolver.”

Sobre el aumento del precio del oro, creo que ya lo estamos viviendo, por lo menos el inicio. Creo que ese es el objetivo de esta repentina “mania” por la transparencia en el nuevo london fix, casualmente fomentada por los mismos que antes fomentaban la opacidad y la manipulacion. Creo que han cambiado de politica hacia el oro, claro que mi opinion solamente, muy arriesgada por cierto.

Ni inflación, ni deflación. Lo óptimo es una economía, con inflación = deflación = 0. Ver como lograrlo, en la teoría, que pudiera ser postulada para un Nobel en el futuro, porque terminará con las crísis económicas, causadas por malas praxis monetarias, a nivel mundial: “Efectos de la Liquidez Monetaria sobre la Demanda y Oferta Agregadas” del enlace: http://auribe-economia-y-politica.blogspot.com/2020/08/efectos-de-la-liquidez-monetaria-sobre.html

“Si la deflación es lo suficientemente fuerte, los bancos centrales podrían alentar subidas en el precio del oro en 2020 y así, incrementar expectativas inflacionarias”, dice el artículo. Pues, de momento, parecen más interesados en mantener el precio del oro muy bajo (para regocijo de China y e inversores avispados). Si finalmente deciden alentar subidas en el precio del oro como consecuencia de la deflación, los inversores en metales van a tener una doble alegría: por el aumento del precio y por la deflación. Por cierto, el artículo señala el año 2020. Creo que algunos foristas lo esperan para 2020, o eso llevan diciendo mucho tiempo.

como se lee al final, si la fed aumenta la tasa de interes, tendremos una crisis global. El dow se derrumbara estrepitosamente, crisis 2008 reloaded.

Un articulo FENOMENAL. Sin desperdicio, didactico 100%

INFLACIÓN

En economía la inflación es el aumento sostenido y generalizado del nivel de precios de bienes y servicios, medido frente a un poder adquisitivo. Se define también como la caída en el valor de mercado o del poder adquisitivo de una moneda en una economía en particular, lo que se diferencia de la devaluación, dado que esta última se refiere a la caída en el valor de la moneda de un país en relación con otra moneda cotizada en los mercados internacionales, como el dólar estadounidense, el euro o el yen.

Tipos de Inflación

Inflación moderada

La inflación moderada se refiere al incremento de forma lenta de los precios. Cuando los precios son relativamente estables, las personas se fían de este, colocando su dinero en cuentas de banco. Ya sea en cuentas corrientes o en depósitos de ahorro de poco rendimiento porque esto les permitirá que su dinero valga tanto como en un mes o dentro de un año. En sí está dispuesto a comprometerse con su dinero en contratos a largo plazo, porque piensa que el nivel de precios no se alejará lo suficiente del valor de un bien que pueda vender o comprar.

Inflación galopante

La inflación galopante describe cuando los precios incrementan las tasas de dos o tres dígitos de 30, 120 ó 240% en un plazo promedio de un año. Cuando se llega a establecer la inflación galopante surgen grandes cambios económicos, muchas veces en los contratos se puede relacionar con un índice de precios o puede ser también a una moneda extranjera, como por ejemplo: el dólar. Ya que el dinero pierde su valor de una manera muy rápida, las personas tratan de no tener más de lo necesario; es decir, que mantiene la cantidad suficiente para vivir con lo necesario.

Hiperinflación

Es una inflación anormal en exceso que puede alcanzar hasta el 1000% anual. Este tipo de inflación anuncia que un país está viviendo una severa crisis económica pues como el dinero pierde su valor, el poder adquisitivo (la capacidad de comprar bienes y servicios con el dinero) baja y la población busca gastar el dinero antes de que pierda totalmente su valor. Este tipo de inflación suele estar causada por que los gobiernos financian sus gastos con emisión de dinero sin ningún tipo de control, o bien por que no existe un buen sistema que regule los ingresos y egresos del Estado.

Causas de la inflación

Existen diferentes explicaciones sobre las causas de la inflación. De hecho parece que existen diversos tipos de procesos económicos diferentes que producen inflación, y esa es una de las causas por las cuales existen diversas explicaciones: cada explicación trata de dar cuenta de un proceso generador de inflación diferente, aunque no existe una teoría unificada que integre todos los procesos. De hecho se han señalado que existen al menos tres tipos de inflación:

  • Inflación de demanda(Demand pull inflation), cuando la demanda general de bienes se incrementa, sin que el sector productivo haya tenido tiempo de adaptar la cantidad de bienes producidos a la demanda existente.
  • Inflación de costos(Cost push inflation), cuando el costo de la mano de obra o las materias primas se encarece, y en un intento de mantener la tasa de beneficio los productores incrementan los precios.
  • Inflación autoconstruida(Build-in inflation), ligada al hecho de que los agentes prevén aumentos futuros de precios y ajustan su conducta actual a esa previsión futura.

DEFLACIÓN

La deflación es la bajada generalizada del nivel de precios de bienes y servicios en una economía. Es el movimiento contrario a la inflación.

Es la situación económica en que los precios disminuyen producto de una caída en la demanda, y es mucho más maligna, y temida por los empresarios que la inflación.

La deflación puede desencadenar un círculo vicioso: Los comerciantes tienen que vender sus productos para cubrir al menos sus costos fijos (entendiendo que el precio ya no alcanza para pagar los costes variables), por lo que bajan los precios. Con los precios bajando de forma generalizada, la demanda disminuye más, porque los consumidores entienden que no merece la pena comprar si mañana todo será todavía más barato. En la inflación, sin embargo, ocurre todo lo contrario, dado que los consumidores prefieren comprar antes los bienes de larga duración, para anticiparse a subidas de precios.

Dado este círculo vicioso, la deflación se convierte en causa y efecto de la falta de circulación del dinero en la economía, porque todos prefieren retenerlo.

Al final, la economía se derrumba, dado que la industria no encuentra salida a sus productos y sólo consigue pérdidas.

MEDIDAS CONTRA LA DEFLACIÓN

Existen dos tipos de políticas, las monetarias y las fiscales:

POLÍTICAS MONETARIAS

La primera forma de luchar contra la deflación es bajando el precio del dinero. Esto equivaldría a poner más dinero en circulación (los tipos de interés son más baratos, y compensa endeudarse) y la gente tendería a consumir más.

El ahorro compensa menos con los tipos de interés bajos, porque el banco da menos intereses por los ahorros. Eso hace que interese invertir esos ahorros en inversiones variables (empresas) o, simplemente, gastarlo.

Las políticas monetarias son las tratadas directamente por un país como:

  • Controles de cambio
  • Devaluaciones
  • Crawling peg
  • Aumento de sueldo y salario por decreto
  • Maxidevaluaciones
  • Aumento de la moneda cotizada en los mercados internacionales

POLÍTICAS FISCALES

La política fiscal supone un aumento del gasto público, una reducción de los impuestos y aumento de las transferencias. En el primer caso, se intenta suplir la ausencia de demanda del sector privado con la del sector público. En el segundo caso, la reducción de impuestos supone más dinero para gastar en manos privadas, y un empujón al consumo.

Ambas medidas tienen el problema de que aumentan el endeudamiento del Estado

Otras definiciones causas y consecuencias

La deflación es una caída de los precios en el conjunto de la economía que se prolonga durante varios períodos (al menos dos trimestres según el Fondo Monetario Internacional). Por lo tanto, se excluyen las caídas de precios en sectores concretos o que se produzcan de forma puntual. La deflación es el fenómeno económico opuesto a la inflación.

Conviene distinguir deflación de desinflación, término que aparece con cierta frecuencia en los medios de comunicación. La desinflación se define como una desaceleración de los precios, es decir, siguen creciendo pero a un ritmo menor, mientras que la deflación implicaría tasas de variación negativas del IPC.

La deflación se produce cuando la oferta de bienes y servicios en una economía es superior a la demanda: el sector empresarial se ve obligado a reducir los precios para poder vender la producción y no verse obligado a acumular stocks.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Opciones binarias de la A a la Z
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: