Los mercados siguen alerta por la crisis del coronavirus

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Coronavirus
Los movimientos sociales que anulan a la ultraderecha en la crisis del coronavirus

La crisis del covid19 está sirviendo para visibilizar los ríos subterráneos que corren bajo tierra firme, allá donde no llega el Estado ni las administraciones públicas pero donde siempre hubo agua. En estos pocos días que llevamos confinados en nuestras casas pegados a la televisión y a las redes sociales hemos podido ver numerosas muestras de solidaridad, gestos entrañables de vecinos, aplausos coordinados en los balcones y ocurrencias con grandes dosis de humor para sortear el aburrimiento. Pero, sobre todo, mucha preocupación por lo que pueda venir después, especialmente a nivel económico y social.

Estos días, toda esa maquinaria curtida también a base de palos, ninguneos de la administración o criminalizaciones en la prensa está dando una lección

Esta crisis que se está incubando no augura nada bueno para los más vulnerables a pesar de las medidas que ha anunciado el Gobierno. La precariedad ya existía antes que el virus y casi nadie se preocupó por ellos. Casi nadie. Desde luego, las instituciones no han sido capaces, por mucha voluntad que manifestaran a menudo de atenderla. Ni siquiera de amortiguarla. Siempre había un culpable externo que se lo impedía, según su relato. O simplemente eran las reglas del juego. Del neoliberalismo. La dichosa manita invisible que todo lo regula tan bien pero que hoy, ante esta emergencia, se ha demostrado inútil y ha acabado al servicio de lo común. Y todos lo han aplaudido.

Digo casi nadie porque como dije al principio, existen ríos que corren bajo el asfalto, y estos días están siendo imprescindibles para muchísima gente. Incluso para quien pensó que se salvaría sola comprando hace una semana dos toneladas de papel higiénico y veinte kilos de carne. Estos ríos son los movimientos sociales. Han estado siempre y han realizado una enorme labor en los barrios, por lo que saben perfectamente lo que es la precariedad, la soledad, la necesidad. En la mayoría de ciudades hace años que desde los colectivos de barrio se paran desahucios, se organizan campeonatos deportivos en barrios obreros o se ofrecen clases particulares y actividades gratuitas para los más jóvenes que no pueden pagarse la academia de inglés o apuntarse a tenis.

Esta crisis que se está incubando no augura nada bueno para los más vulnerables a pesar de las medidas que ha anunciado el Gobierno. La precariedad ya existía antes que el virus y casi nadie se preocupó por ellos

Esta extrema derecha global que invoca a la comunidad y a la unidad, pero cuando realmente toca defenderla, nunca está

Si algo caracteriza a la extrema derecha desde siempre ha sido su apelación a la comunidad. A lo que ellos entienden como tal, claro. Jerarquizada, vertical, autoritaria. La que ante esta situación y las necesidades que se manifiestan se demuestra que es un fraude. Porque lo común no pasa por sus intereses más allá del marco nacionalista y excluyente que plantean. Porque son egoístas. Porque la solidaridad les molesta, sobretodo cuando es de clase y destapa las miserias del modelo que defiende la ultraderecha.

El contagio de los dos principales lideres de Vox, primero Ortega Smith y después Santiago Abascal, ha alterado su frenética y habitual sobreexposición en las redes sociales, su terreno más sembrado. A Smith le recordaron sus discursos xenófobos de hace un año, cuando acusaba a los migrantes de traer enfermedades el mismo día que se conoció su infección. Días después publicó un vídeo en sus redes haciendo deporte en su casa tildando de ‘virus chino’ al covid19 y reivindicando sus ‘anticuerpos españoles’. A pesar de hacerse viral, sobre todo por sus detractores (que es lo que pretendía), el tuit fue borrado tras publicarse una advertencia de la embajada china en España acusándolo de racista. La ultraderechita cobarde.

A pesar de hacerse viral el tuit de Ortega Smith, sobre todo por sus detractores (que es lo que pretendía), el tuit fue borrado tras publicarse una advertencia de la embajada china en España acusándolo de racista. La ultraderechita cobarde

Abascal, por su parte, felicitó al Gobierno de Pedro Sánchez cuando este propuso finalmente el cierre de fronteras, atribuyéndose el mérito. La ultraderecha ha basado siempre gran parte de su discurso en el Estado-fortaleza, blindado ante la amenaza del sur, de pobres con tez oscura. Hasta calificaron de hermosas las imágenes de la policía griega gaseando y golpeando a los refugiados en Grecia semanas atrás.

Aunque el Estado español no pueda presumir de nada respetuoso en derechos humanos en esta materia, este cierre de fronteras no fue por los motivos que abanderaba siempre la ultraderecha, cerrando el paso a miles de personas que entran también de manera regular y autorizada en España, sino por la emergencia sanitaria evidente.

No quería hablar de partidos ni de instituciones sino de movimientos sociales. Publiqué un tuit en el que advertía de la ausencia de la extrema derecha en las redes de apoyo comunitario que estamos viendo estos días y de las que hablaba al principio. Y es que aquí es donde ellos nunca han estado, y donde la izquierda siempre ha sido fuerte. Por una razón muy sencilla: la extrema derecha es el doberman del neoliberalismo. El poli malo del sistema. El perrito faldero de las élites y de los señoritos de toda la vida. Son darwinistas sociales. Piensan que quien tiene una situación precaria es porque no se lo ha trabajado suficiente. Porque el sistema funciona y el Estado es un lastre, sobretodo los servicios públicos. Así lo manifestaba el diputado de Vox Ignacio Garriga en una entrevista a la revista Reacción Médica: “La sanidad universal y gratuita es una lacra”.

La extrema derecha es el doberman del neoliberalismo. El poli malo del sistema. El perrito faldero de las élites y de los señoritos de toda la vida

Coronavirus
La crisis del coronavirus reabre el debate sobre el papel de los hospitales privados

Asociaciones de profesionales, sindicatos y colectivos de defensa de la sanidad pública acusan al sector privado de “escurrir el bulto” frente a la crisis del coronavirus. Podemos pide que se pongan los 50 centros privados de la Comunidad de Madrid al servicio de la ciudadanía.

La situación de caos que experimenta el sistema sanitario público en la Comunidad de Madrid (CAM) tiene dos culpables, según denuncia en conversación con El Salto Marciano Sánchez Bayle, presidente de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FASP): el pánico por el coronavirus y décadas de recortes y privatización liderada por el Partido Popular. Una “jibarización” del sistema público llevada a cabo por el mismo partido y en ocasiones las mismas personas —es el caso de Javier Fernández-Lasquetty, actual consejero de Hacienda de la CAM— que intentaron desmantelar la sanidad pública en la Comunidad.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Los hospitales y clínicas privadas derivan a la sanidad pública todos los casos sospechosos. Los seguros privados de salud ya han declarado que no cubren el coronavirus por ser una pandemia, denuncian desde la AFEM

Un tercer culpable, al menos para la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), es el sector sanitario privado, al que acusan de “ponerse de perfil” ante la crisis para evitar un “riesgo” que traspasan a la sanidad pública. “Los hospitales y clínicas privadas derivan a la sanidad pública todos los casos sospechosos. Los seguros privados de salud ya han declarado que no cubren el coronavirus por ser una pandemia. Queda claramente de manifiesto que el objetivo de la sanidad privada no es procurar salud, ni mucho menos colaborar con el sistema público, su objetivo es ganar dinero, como cualquier empresa privada y el método es seleccionar bien el riesgo para traspasarlo o evitarlo”, denunciaba la AFEM en un comunicado el 10 de marzo.

del pánico mediático al caos sanitario

La saturación de los servicios de emergencias, el “colapso” de la atención telefónica según denuncian los sindicatos, el atasco de las instalaciones para realizar las pruebas, la falta de camas son algunos de los efectos de un “pánico mediático” que se ha trasladado al “interior del sistema sanitario”, cuenta a El Salto Sánchez Bayle.

Para este médico y activista, el desborde que está experimentando el sistema sanitario no se debe tanto a los enfermos de coronavirus como a las “personas con sospecha de coronavirus que están a la espera de que se confirme o no la prueba”, un proceso que puede durar días, cuando no semanas.

Esta “avalancha” que están sufriendo los hospitales está produciendo, destaca Marciano Sánchez Bayle, la desatención de miles de pacientes con otras afecciones, “algunas más importantes que el coronavirus”

Esta “avalancha” que están sufriendo los hospitales y los servicios sanitarios está produciendo otros problemas derivados, entre ellos, destaca Sánchez Bayle, la desatención de miles de pacientes con otras afecciones, “algunas más importantes que el coronavirus”. La suspensión de miles de consultas e intervenciones programadas, explica, van a tener un efecto devastador en las listas de espera. Unas listas que ya obligaban a un porcentaje cada vez mayor de los pacientes a esperar más de tres meses para ver a un especialista o para una resonancia o una ecografía, pasos indispensables para lograr una cita con un especialista.

Los “atascos” y “aglomeraciones” que se están produciendo están directamente vinculados, según Sánchez Bayle, con la “disminución de los recursos del sistema sanitario” madrileño. Entre 2020 y 2020, recuerda, se perdieron 1.950 camas y 3.300 profesionales.

La expresidenta de la CAM, Esperanza Aguirre, había “vendido” que muchos hospitales, señala Sánchez Bayle, irían creciendo con el tiempo, pero “nunca se ampliaron” o siguen teniendo plantas o sectores cerrados, como es el caso del Hospital Infanta Leonor, que tiene una cuarta torre sin abrir.

“Todo lo que está pasando pone de relevancia lo que ya se sabía: en momentos de crisis o hay un sector público potente y con capacidad de resolución o la cosas van mal», dice el presidente de la FASP

Más allá de los recortes y el lento desmantelamiento de la sanidad pública, la política sanitaria del PP se caracterizó por su apoyo a los hospitales privados, que a día de hoy son más que los públicos: 50 frente a 33, según el Catálogo Nacional de Hospitales. Entre los 33 centros públicos, ya son cinco los que tienen una gestión privada, un modelo que resulta hasta seis veces más caro para el Estado.

Y muchos más hospitales de la Comunidad de Madrid se habrían sumado a este modelo de privatización de la gestión hospitalaria de no ser por el movimiento por la sanidad pública, que consiguió en 2020 una de sus victorias más sonoras al truncar el proceso de privatización liderado por el mismo Fernández-Lasquetty, quien se vio entonces forzado a dimitir.

Las cosas en su sitio

Seis años después, el estallido de la crisis del coronavirus ha puesto a cada actor sanitario en su sitio. La negativa de los hospitales privados a hacerse cargo de los casos reales o probables de coronavirus y su sistemática derivación al sistema público es una demostración más, para Sánchez Bayle, de que disponer de un sistema público potente es una cuestión de vida o muerte.

“Todo lo que está pasando pone de relevancia lo que ya se sabía: en momentos de crisis o hay un sector público potente y con capacidad de resolución o la cosas van mal. Y al final es el sistema público el que tiene que estar ahí cuando se producen las crisis sanitarias. Es el único que va a responder, porque es el único capaz de anteponer los intereses generales de la ciudadanía por encima de la cuenta de resultados de las empresas”, dice a El Salto.

Tras la declaración de Estado de “contención reforzada” por parte del ministro de Sanidad, Salvador Illa, varios grupos privados sanitarios anunciaron su disposición a cancelar intervenciones quirúrgicas para liberar camas de cara a atender a afectados por el corvid19. Más allá de las buenas intenciones, a fecha de 10 de marzo, apenas 25 pacientes de diversa consideración relacionados con el virus estaban internados en hospitales privados, unos centros que no han dudado en sacar tajada ante el desborde de la sanidad pública cobrando grandes sumas de dinero por realizar pruebas de diagnóstico. Según la Cadena Ser, en los Hospitales HM cobran 300 euros por hacerse la prueba del coronavirus, y, según publica Vox Populi, hasta 810 euros ha llegado a cobrar el hospital Ruber Internacional a un paciente para confirmar o rechazar la presencia del virus.

La organización de consumidores Facua reclama al Gobierno tomar las medidas que sean necesarias para poner los recursos de la sanidad privada a disposición de la pública “hasta que se resuelva la situación sanitaria provocada por el coronavirus”

Crisis del coronavirus: Sigue en directo el Ibex 35, la bolsa europea y Wall Street

Los inversores están pendientes de las noticias que llegan sobre el impacto de la pandemia

Coronavirus: Última hora sobre el virus en España, China y la OMS, en directo

Las bolsas de todo el mundo siguen de cerca las noticias que está provocando la expansión del coronavirus por el planeta, con especial atención a los focos en Italia, España y diversos países europeos, los más problemáticos en estos momentos. El impacto que puede tener sobre la evolución de las economías preocupa a los inversores, sobre todo en los valores más afectados, como los del sector aéreo y turístico, por la limitación de viajes.

El Banco Central Europeo, la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra. Las entidades centrales van tomando decisiones mientras el FMI o la OCDE encienden las alarmas por el fuerte efecto que puede provocar la ya oficialmente pandemia en las economías.

El Ibex 35, Wall Street –a la cabeza el selectivo Dow Jones– y las diversas bolsas europeas de la zona euro –el CAC 40 de París o el DAX de Frankfurt– son otro gran termómetro del miedo y la incertidumbre que enfrentan los inversores con la epidemia. El mercado del petróleo y el oro también se están viendo afectados por los vaivenes continuos.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Opciones binarias de la A a la Z
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: