La volatilidad en el Mercado

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

La volatilidad en el Mercado

Calculadora de Efectividad para Opciones Binarias
Ciclo del Mercado -Tendencias

Los mercados de divisas se caracterizan por que son mercados muy volátiles. La volatilidad puede afectar nuestros análisis, por lo que es muy importante para nosotros cómo traders que realizamos análisis técnico, poder diferenciar los diferentes tipos de volatilidad para poder identificar en cual nos favorece más operar.

La volatilidad de un mercado es la variación que el precio experimenta respecto a su media, se puede decir que, la volatilidad es la velocidad de variación del precio respecto al tiempo, cómo fluctúa el precio.

En otras palabras, la volatilidad nos indica la intensidad y frecuencia con la que el precio se moverá. Esto podría llegar a afectar nuestra operación, en especial por que hacemos opciones binarias y nuestra efectividad depende del punto de cierre de la operación respecto al punto de apertura.

Un alta volatilidad no significa que corramos el riesgo de perder todas nuestras operaciones, podemos operar con alta eficiencia si operamos situaciones que reconocemos en escenarios claros.

Podemos identificar 3 tipos de volatilidad.

Volatilidad Débil:

Tenemos que tener cuidado cuando el mercado nos muestre movimientos muy débiles, a este tipo de volatilidad lo identificamos porque el precio se mueve muy poco. Podemos identificarlo porque los cuerpos de las velas son muy pequeños. Este tipo de volatilidad puede llegar a ser engañosa ya que con sus pocos movimientos se nos dificulta ver la reacción del precio con las zonas importantes.

Podemos observar muchas velas sin movimiento (velas sin cuerpo).

Volatilidad Saludable:

Independientemente de tu experiencia, la volatilidad saludable suele ser la que mejor nos muestra los movimientos del precio, este tipo de volatilidad nos presenta movimientos más tranquilos, se facilita hacer el seguimiento del precio en zonas importantes. Todas las velas mantienen un tamaño promedio y no presenta demasiadas mechas.

Este tipo de volatilidad nos muestra movimientos más claros y seguros.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Volatilidad Alta:

Este tipo de volatilidad presenta movimientos rápidos e indecisos. Este tipo de mercado puede ser engañoso puesto que con los movimientos que presenta se dificulta ver la reacción del precio con las zonas importantes, también nos puede dejar un mal punto de entrada a causa de sus movimientos rápidos.

Este tipo de volatilidad nos presenta movimientos muy rápidos. Podemos decir que este mercado es “sucio” o esta presentando mucho “ruido”.

Cómo puedes imaginar, la volatilidad saludable es la más recomendada para operar gracias a los movimientos que presenta y la estructura que nos deja.

Mientras tanto, la alta o baja volatilidad puede dificultarnos identificar bien zonas de apoyo para realizar nuestras operativas en Opciones Binarias, debemos ser astutos y permanecer tranquilos ante un mercado muy ruidoso, tratar de aprovechar las oportunidades más claras que se nos presenten.

Eso si, sí vamos a operar en un mercado volátil tenemos que ser ágiles con nuestros puntos de entrada y operar con precisión, lo cual debemos tratar de hacer siempre, pero sobre todo en estos mercados, ya que puede dejarnos en malos puntos de entrada debido a su rápido movimiento.

Esto no quiere decir que debemos temerle a la volatilidad alta o baja. Todos se pueden operar solo que necesitas tener más paciencia de lo normal o ser un trader más experimentado.

Volatilidad

La volatilidad es el término que mide la variabilidad de las trayectorias o fluctuaciones de los precios, de las rentabilidades de un activo financiero, de los tipos de interés y, en general, de cualquier activo financiero en el mercado.

Si el precio de un activo se mueve mucho y muy rápido se dice que ese precio es muy volátil. Como veremos más abajo en muchos ámbitos se utiliza la desviación típica como medida de la volatilidad.

Por tanto, hay que tener en cuenta que la volatilidad sólo mide el comportamiento pasado de un activo o variable económica. No debe confundirse con el riesgo futuro, aunque normalmente, los precios que han sido volátiles en el pasado siguen siéndolo en el futuro. Aún así, los analistas aseguran que la única manera de palpar los posibles riesgos futuros del activo es a través del examen de la misma.

Volatilidad de las inversiones

Concretamente, la volatilidad es un concepto que se utiliza cada vez más en el ámbito financiero y en el mundo de los fondos de inversión. La volatilidad registra muestra cómo la rentabilidad de un fondo determinado se ha desviado de su media histórica, por ello se utiliza la desviación típica como indicador de volatilidad.

Así, una desviación típica alta significa que las rentabilidades (generalmente se emplean datos mensuales) del fondo han experimentado fuertes variaciones, mientras que una desviación típica baja indica que esas rentabilidades han sido mucho más estables en el tiempo. Lógicamente, cuanto mayor sea la desviación típica mayor será la pérdida potencial para el partícipe y, por consiguiente, mayor su riesgo. Veamos un sencillo ejemplo práctico sobre las rentabilidades de dos fondos de inversión de la famosa gestora Bestinver:

Se puede decir entonces comparando las rentabilidades históricas de ambos fondos de inversión, que el fondo Bestinfond tiene una volatilidad inferior a la de Bestinver Internacional. Esto quiere decir que el comportamiento de las rentabilidades por parte de Bestinfond ha fluctuado en torno a la media histórica, es decir, los valores en media se han alejado menos que el otro fondo que tiene una volatilidad superior.

Pero la volatilidad, por sí sola, no ofrece mucha información al partícipe. ¿Qué significa, por ejemplo, que un fondo tenga una volatilidad anual del 20%? De ahí la importancia de comparar la volatilidad del fondo con la media de su categoría y las medias de las categorías entre ellas. Además, como hemos mencionado al principio, la volatilidad mide el comportamiento pasado, por lo que en un futuro no tiene porque comportarse de la misma manera.

En los fondos de renta variable, es importante realizar un análisis sectorial y regional para conocer cuál es la exposición a cada sector o región. En los fondos de renta fija será necesario conocer la duración de los bonos para determinar el riesgo ante subidas de los tipos de interés. En los fondos mixtos, es necesario ver la ponderación a renta fija y renta variable para conocer la sensibilidad a cada uno de los puntos comentados.

Es fundamental saber los factores de riesgo de cada fondo, tanto a través de la volatilidad como haciendo un análisis de la cartera.

Volatilidad en el mercado

En este caso, la forma más común de medir de la volatilidad del mercado es mediante el índice VIX. Es un indicador global que aunque se calcula con el precio de las opciones financieras sobre el índice S&P 500 Estados Unidos tiene influencia a nivel mundial. Dicho índice, nos indica si es elevado que en el mercado hay miedo y pesimismo, momento en el que toma una relación negativa con el S&P 500 (correlación negativa). Por lo tanto, podemos concluir que suele tener correlación negativa con la bolsa americana pues es la volatilidad del mercado de opciones de Chicago.

Qué es la Volatilidad

28 agosto, 2020 11 marzo, 2020

Hay términos bursátiles que más pronto que tarde hacen su aparición, uno de ellos es la volatilidad.
El concepto de volatilidad está muy unida a los mercados financieros, sobre todo cuando las acciones bajan. En esos momentos la volatilidad suele aumentar.
Pero, ¿Qué es exactamente la volatilidad en la Bolsa?

Índice del artículo

Que es la volatilidad

Las acciones y los demás activos financieros tienen movimientos en su precio, suben y bajan. Hasta ahí todo normal.

Volatilidad y el riesgo del precio

La volatilidad en los mercados financieros, siempre se traduce como una medida de riesgo del precio. Cuando un valor es más volátil, suele tener unos movimientos más acusados que otros que no lo son tanto.
Habitualmente, cuando se hace mención a la volatilidad de un valor o de un activo, el que sea, se hace haciendo referencia a su (β) beta, que es una forma de medir la volatilidad con respecto a otro activo, normalmente a su índice de referencia.
Cuando invertimos en acciones (Renta Variable), no hay un vencimiento predeterminado y el rendimiento no es posible conocerlo previamente. El riesgo al invertir en acciones está en el precio, ya que para terminar con la inversión hay que vender, pudiendo ganar o perder dinero en el intercambio.
El riesgo del precio o volatilidad del activo, refleja los riesgos a los que nos enfrentamos:

Riesgo emisor

El riesgo del emisor, es que la empresa a la que pertenecen las acciones acabe en la quiebra.
Así, una empresa en problemas (cómo recientemente DIA), será mucho más volátil que una empresa con un riesgo remoto de quiebra, cómo por ejemplo Enagás.
Estos riesgos pueden ser internos o externos.

    Riesgos internos
    Tienen que ver con la gestión de la empresa. Cuando hablamos de riesgos internos, siempre recuerdo una palabreja que leí en el libro Un paso por delante de Wall Street y que emplea Peter Lynch “Diempeorar”.
    Se trata de empresas que funcionan bien, pero que en un momento determinado se lanzan a realizar adquisiciones poco razonables, empeorando su negocio.
    Un ejemplo reciente de diempeoración lo tenemos con Busch InBev, y la propia DIA podría enmarcarse dentro de esa estrategia empeoradora. Riesgos externos
    Los riesgos externos se enmarcan dentro de los riesgos del emisor, pero son más difíciles de prever por las empresas, cómo son cambio en el ciclo económico, político o del sector.
    Kodack podría ser un ejemplo de riesgos externos, una empresa que se encontraba dentro de un sector en evolución y que no supo adaptarse.

Riesgo de liquidez

El riesgo de liquidez no mide los riesgos internos de la empresa, o sea, no hablamos de la liquidez de la empresa para su actividad normal…hablamos de acciones poco líquidas, con pocas acciones en circulación.
Empresas con pocas acciones en circulación, suelen tener movimientos más acusados de sus precios, siendo su volatilidad mucho mayor que en el resto.
Se puede dar la situación que quieras vender para salir con beneficios, y que acabes con un menor beneficio, porque no encuentras contrapartida a tu operación.

Tipos de volatilidad

Hay cuatro tipos de volatilidad diferente:

Volatilidad histórica

Es la variación de la rentabilidad de un activo financiero (acciones) en un periodo de tiempo determinado, respecto a la rentabilidad media de ese mismo tiempo.
En este caso no se trata del movimiento del precio, sino de rentabilidad del activo.

Volatilidad implícita o de mercado

El cálculo de la volatilidad implícita es el cálculo de la volatilidad que tendrá en un futuro un activo financiero.
Se podría decir que la volatilidad implícita mide las expectativas de los inversores sobre un activo, ya que tiene en cuenta todo lo que pueda influir en su evolución futura: dividendos, tipos de interés…
En realidad, es una medida sobre la incertidumbre del mercado sobre un precio. Cuando el mercado baja con fuerza, la volatilidad implícita aumenta y disminuye cuando sube.

Volatilidad estocástica

Es posible que estos conceptos no los utilices nunca, pero debes saber que existen.
Para evaluar la volatilidad estocástica, se utilizan modelos matemáticos de heterocedasticidad condicional autorregresiva y modelos de volatilidad estocástica.
Suelen intentar evaluar la volatilidad de un activo, cuando esta (volatilidad) cambia a lo largo del tiempo sin que sea fácil de predecir.

Volatilidad determinista

Es todo lo contrario que la anterior. Tenemos pocos cambios en la evolución de la volatilidad, estamos ante un activo bastante predecible. Entonces, para calcular su volatilidad se utiliza la desviación típica.

La Beta. Midiendo el riesgo entre diferentes activos

Cómo comentaba antes, la Beta es una medida de riesgo que se utiliza para comparar activos de un mismo mercado.
Se parte de que un valor con una beta 1.0, se comportaría exactamente igual que el índice, mientras que un valor con una beta por debajo, por ejemplo 0.8, sería menos volátil que el índice, y por encima (1.2, etc.) su volatilidad sería mayor.
Cuando un valor es más volátil que el índice del que forma parte, implica que cuando el índice sube, este valor subirá más que el índice, y cuando baja también lo hará más que el índice.
Para trading, elegir un valor más volátil supone partir con ventaja, ya que podemos esperar que sus movimientos sean más exagerados que los del resto, y por tanto si estamos apostando alcistas, suba más que el resto, y si apostamos bajistas, también baje más que el conjunto.

Invertir en valores con una beta muy alta es arriesgado

Como muchas de las afirmaciones que se vierten sobre la bolsa, afirmar que un valor con una beta alta es peligroso es una mentira enorme.
No es más peligroso invertir en un valor con más beta, que otro que tenga una beta menor. Por ejemplo, Telefónica tiene una beta a corto plazo de 1.17, a medio plazo tiene una beta de 1.07 y a largo plazo, su beta es de 0.97.
Esto significa que a corto plazo los movimientos de Telefónica pueden ser más exagerados que los que tenga el IBEX 35, pero a largo plazo se va a comportar más o menos igual que el índice.
Quizás Telefónica no sea el valor más adecuado para hablar de betas, su correlación (medida con las betas) es bastante similar a la del IBEX 35, pero es evidente que a corto plazo se puede mover más que el propio selectivo.
¿Es arriesgado invertir en Telefónica? Realmente el riesgo, lo que mide la beta, no nos está contando la verdad. La beta, como medida de riesgo es una mentira.
El riesgo real de una empresa no está en la volatilidad, que la marcan los mercados financieros y los inversores con sus movimientos, el riesgo de una empresa está en sus estados financieros y en la gestión que hace su equipo directivo.

Aprovechar la volatilidad para invertir

¿Conoces el Sistema GAD para invertir en bolsa de forma activa? Este es un sistema de inversión automática que necesita de la volatilidad para generar buenos retornos. Cuanta mayor volatilidad exista en el mercado, más operaciones va a generar.
Para un inversor que busque entrar y salir del mercado aprovechando los movimientos, la volatilidad es genial.
Si lo analizamos fríamente y con inteligencia, cualquier inversor que sea un poco avispado, se dará cuenta que necesita de que haya volatilidad en el mercado. Si no existe volatilidad, nunca se producirán movimientos que generen oportunidades de compra y de venta.
Necesitamos que el mercado se mueva entre la depresión y la euforia, así surgen las oportunidades, por tanto, la volatilidad no es mala, es necesaria.

Comprar y vender volatilidad: el VIX

Un artículo en el que se hable de volatilidad no estará completo sin hacer referencia al VIX, el índice que mide la volatilidad del SP 500.
En realidad, hace mención a las opciones put y call fuera de dinero, que tienen como referencia el SP 500.
Históricamente un VIX por debajo de 20 (bajista) hace referencia a un mercado en calma, con baja volatilidad y por tanto con posibilidades alcistas, mientras que un VIX lanzado y alcista, nos advierte de que la volatilidad se ha instalado en el mercado y que los movimientos a la baja son más probables.

La realidad es que el indicador, utilizado para medir la volatilidad, sólo es bueno en los extremos, como casi todos estos indicadores. Cuando está en un extremo de volatilidad mínima, la complacencia del mercado es tal, que lo más probable es que estemos en máximos, y cuando la volatilidad llega a extremos, es que también el mercado se haya pasado de bajista, y estemos ante una posibilidad de compra.

Volatilidad versus rentabilidad

La volatilidad no es mala ni buena, la volatilidad es necesaria. Sin volatilidad no surgen las oportunidades.
Las oportunidades pueden surgir de cualquier tipo de evento que seamos capaces de aprovechar, y nuestra capacidad de aprovechar una situación, tiene que ver con nuestra formación.
Si somos traders y conocemos las herramientas para aprovechar las bajadas de la Bolsa, un aumento de la volatilidad es sinónimo de oportunidad.
Para un inversor de largo plazo, un aumento de la volatilidad supone que su cartera bajará, ¿Cuánto? Dependiendo de la “volatilidad” de los activos que compongan su cartera.
No podemos cargar una cartera sólo con empresas de gran volatilidad, no se si lo sabes, pero hay estrategias que se especializan en comprar acciones de baja volatilidad, para evitar sufrir en los mercados bajistas. Lo ideal es buscar un punto de equilibrio.
También debemos pensar que la volatilidad es una medida actual, o sea que puede que un valor que ahora tiene una beta baja, a medio plazo baje, y que un valor que beta alta, puede empezar a subir sin parar.
Como dije en artículos anteriores, es momento de mantener la calma y evaluar nuestras estrategias. Un inversor de largo plazo convencido, que será el que más sufra en situaciones de alta volatilidad, no tendría que tener miedo a un aumento de la volatilidad, estaría totalmente contento de poder comprar más, por menos dinero.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Opciones binarias de la A a la Z
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: