La Guerra Comercial de Donald Trump

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Trump dice que está listo para ir a la guerra comercial total con China

El presidente de EE UU critica a la Reserva Federal por reforzar el valor del dólar con la subida de tipos de interés

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha asegurado este viernes que está “listo” para llevar el enfrentamiento comercial con China al máximo, aplicando aranceles a todos los bienes que llegan del otro lado del Pacífico. Pero al mismo tiempo admite que la fortaleza del dólar le complica ganar la batalla. El líder asegura que Pekín manipula su divisa para aliviar las restricciones, una acusación que extendió a la Unión Europea. Y en su frustración criticó también a la Reserva Federal, el banco central de EE UU, por crear una ventaja a su competidor subiendo los tipos de interés.

MÁS INFORMACIÓN

“Estoy listo para ir a 500”, afirmó el republicano en una entrevista emitida este viernes por la cadena financiera CNBC. Se refiere al déficit de 505.500 millones de dólares que el mandatario asegura que su país tiene en la balanza de bienes con China. “Se aprovechan de nosotros”, lamentó, “y eso no me gusta. Desde hace años no me gusta”. En la conversación señaló también que el valor del yuan, la moneda china, “cae como una roca”. Después, en Twitter, dijo que manipula su divisa.

La devaluación de una moneda permite a un país hacer sus exportaciones más competitivas en el mercado internacional. Es de sobra conocido que Donald Trump es un político atípico, por su estilo. Pero sus dos predecesores, Barack Obama y George Bush, se resistieron a nombrar oficialmente a China como país manipulador de divisa. La afirmación, además, es inusual porque el inquilino de la Casa Blanca suele tradicionalmente tomar distancia al valorar la política de cambio.

“El dólar se refuerza y se refuerza cada día que pasa”, insiste, “llevándose nuestra ventaja competitiva”. Por tradición, además, el presidente defiende siempre un dólar fuerte. La queja de Trump hacia la apreciación vista desde marzo por el billete verde la extendió a la política de la Reserva Federal, otro terreno donde la Casa Blanca solía entrar para preservar la independencia de la institución. En esa misma entrevista, y de nuevo en el mensaje en Twitter, dice que la UE mantiene bajos los tipos de interés mientras EE UU los sube.

China, the European Union and others have been manipulating their currencies and interest rates lower, while the U.S. is raising rates while the dollars gets stronger and stronger with each passing day – taking away our big competitive edge. As usual, not a level playing field.

. The United States should not be penalized because we are doing so well. Tightening now hurts all that we have done. The U.S. should be allowed to recapture what was lost due to illegal currency manipulation and BAD Trade Deals. Debt coming due & we are raising rates – Really?

La Reserva empezó a encarecer el precio del dinero en diciembre de 2020. Desde entonces se encadenaron siete incrementos consecutivos de un cuarto de punto en los tipos de interés, que quedaron en junio en una banda entre el 1,75% y el 2%. La estrategia de Jerome Powell, su presidente, es seguir retirando de una manera gradual los estímulos monetarios activados en repuesta de la crisis financiera. Para este año se ven como posibles dos incrementos más.

«Daña todo lo que hemos hecho», lamenta. La economía de EE UU, como presume Trump, avanza con solidez y su mercado laboral está en una situación de pleno empleo. «Nunca fue tan bién», afirma. Eso obliga a la Fed a seguir pisando el freno de los estímulos subiendo los tipos para evitar un recalentamiento y reducir los riesgos inflacionistas. Los estímulos fiscales activados con la rebaja de impuestos, la desregulación y el alza del gasto público obligan también justifican la estrategia del banco central más poderoso del mundo.

Y como admite el presidente Trump, el litigio comercial también contribuye a dar aire caliente al dólar. EE UU activó a comienzos de mes un arancel del 25% a productos llegados de China por valor de 34.000 millones, a los que se podrían sumar en breve otros 16.000 millones. La Oficina de Comercio Exterior tiene, además, una lista adicional de bienes valorados en 200.000 millones para los que plantea un gravamen del 10% y que podría entrar en efecto en agosto.

Estancamiento

Los comentarios se producen en un momento en el que el diálogo entre las dos potencias está estancado desde hace varias semanas, en plena escalada del litigio. De nuevo Trump aseguró que tiene una buena relación con el líder chino, Xi Jinping. Pero Larry Kudlow, principal asesor económico del presidente, afirma que el presidente de China no tiene intención de poner fin a prácticas que califica de injustas. Por eso insiste en que no tienen otra opción que actuar.

Trump asegura que no hace esto por una cuestión política, “lo hago porque creo que es lo correcto para nuestro país”, añade. El presidente insiste en la entrevista que China está “haciendo una fortuna con EE UU”. También cita a otros socios comerciales con los que tiene un déficit, como Japón, México y a la Unión Europea. Los aliados están activando, por su parte, medidas de represalias dirigidas a donde más duele a los republicanos con vistas a las próximas legislativas.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

“Podría haber tomado el camino fácil”, comentó en el intercambio con la CNBC, al tiempo que lamentó que sus predecesores no hubieran sido tan duros. “No estoy hablando solo de Barack Obama”, precisó, “nunca antes se quejaron”. “Los chinos nos han estado estafando durante demasiado tiempo”, concluyó Donald Trump, “quiero que les vaya bien pero la situación muy injusta”. Wall Street, entre tanto, guarda la calma y espera que el tambor retótico del presidente no vaya a más.

Guerra comercial EE.UU.-China

Sigue la cobertura

La guerra comercial de Trump con China está empezando a salirse de control

05:12 ET(09:12 GMT) 6 agosto, 2020

Más de CNN Radio Argentina

Argentina extiende hasta septiembre prohibición de vuelos comerciales

“La pandemia no puede ser excusa para liberar delincuentes”

Pronostican hasta 1.000 millones de infecciones por coronavirus en países afectados por crisis como Colombia, Venezuela y El Salvador

Notas relacionadas

China vs. EE.UU: ¿hasta cuándo la guerra comercial?

Yuan chino: ¿A quién impactó más la devaluación?

EE.UU. y China podrían ir a una guerra de divisas

¿Cómo afecta a Argentina la guerra comercial entre China y Estados Unidos?

¿Cómo te afectarán los nuevos aranceles a China?

Nueva York (CNN Business) — La guerra comercial entre Estados Unidos y China siempre ha sido grave. Ahora está empezando a dar miedo.

China permitió que su moneda cayera bruscamente el lunes al nivel más bajo en más de una década. Y el país anunció que sus compañías han detenido las compras de productos agrícolas estadounidenses.

Más tarde, el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intensificó las tensiones aún más al dar el paso histórico de etiquetar a China como un manipulador de divisas. Esto se produce después de que Trump prometiera la semana pasada imponer aranceles por primera vez a una amplia franja de bienes de consumo de Estados Unidos procedentes de China.

El conflicto comercial ha alcanzado un nuevo nivel de seriedad que será difícil de revertir. El riesgo es que la guerra comercial se acerque a un punto en el que cause una desaceleración económica severa o incluso una recesión.

Al profundizar sus posiciones, tanto Estados Unidos como China aumentan el riesgo de romper una economía que ya está comenzando a fracturarse. Cada escalada los acerca a una recesión y a un punto sin retorno.

“Tenemos una situación comercial que se está saliendo de los rieles”, escribió Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Advisory Group, en una nota a clientes el lunes. “La política de utilizar los aranceles como una herramienta para abordar nuestros problemas legítimos con los chinos ha fracasado miserablemente”.

David Kotok, cofundador y director de inversiones de la firma de inversión Cumberland Advisors, dijo a CNN Business que “esta estúpida guerra de aranceles que estamos teniendo” aumenta el riesgo de una recesión.

“Las cosas están escalando y la escalada no ha terminado”, dijo Kotok.

La sensación de que la guerra comercial ha entrado en una nueva y más peligrosa fase se confirmó cuando el Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó oficialmente a China como manipulador de divisas. La noticia provocó mayores ventas en los mercados financieros mundiales y aumentó la especulación de que China podría tomar medidas aún más agresivas para devaluar su moneda.

“Empeora las cosas”, dijo Ian Winer, miembro de la junta de asesores de Drexel Hamilton. “Si la gente pensaba que evitaban que el yuan se debilitara para evitar ser etiquetados como manipuladores de divisas, eso simplemente acaba de ser lanzado por la ventana”.

Agotados por la guerra comercial

Los inversores de todo el mundo están asustados.

El Dow cayó 767 puntos, o 2,9%, el lunes. El Nasdaq cayó un 3,5%, sufriendo su racha perdedora diaria más larga desde justo antes de las elecciones de Trump en 2020. El índice de volatilidad VIX se disparó un 40% a un máximo de siete meses.

Los inversores acumularon bonos del gobierno, llevando el rendimiento del Tesoro a 10 años al 1,75%, el nivel más bajo en casi tres años.

“La creciente guerra comercial entre Estados Unidos y China ciertamente será mala para la economía estadounidense. Qué tanto es casi imposible de calcular”, dijo Art Hogan, estratega jefe de mercado de National Securities Corporation.

Hogan dijo que cuanto peor sea la guerra comercial, más rápido podría llegar una recesión a Estados Unidos.

“Históricamente, las recesiones ocurren como reacción a un error de política monetaria. Esta es la primera vez que tendríamos que lidiar con un error de cálculo de la política comercial”, dijo.

Muchos inversionistas y ejecutivos de negocios están de acuerdo con el deseo de la administración Trump de lograr que China juegue de manera justa en lo comercial. Las barreras comerciales no arancelarias de Beijing, incluidas las transferencias tecnológicas forzadas, han perjudicado durante mucho tiempo a las empresas estadounidenses.

Sin embargo, existe una creciente preocupación por el uso de aranceles por parte de Trump como una forma de obtener concesiones.

La próxima ronda de aranceles afectará a los consumidores

Trump sorprendió a Wall Street la semana pasada al anunciar planes para imponer un arancel del 10% sobre importaciones estadounidenses desde China valoradas en 300 mil millones de dólares.

Los nuevos aranceles, que están programados para entrar en vigencia el 1 de septiembre, se enfocarían en todo, desde indumentaria y calzado hasta productos electrónicos como teléfonos inteligentes. Más que las rondas anteriores de aranceles que protegían los productos terminados, estos gravámenes afectarían a los hogares estadounidenses, la fortaleza de la economía estadounidense.

“Si inyectas incertidumbre durante el regreso a la escuela y las compras navideñas, eso afectará la economía”, dijo Hogan.

Las acciones de minoristas y tecnológicas se han visto especialmente afectadas por la última amenaza arancelaria. Solo Best Buy ha caído casi un 15% desde el cierre del miércoles.

La Cámara de Comercio advirtió la semana pasada que estos nuevos aranceles “solo causarán un mayor daño a las empresas, los agricultores, los trabajadores y los consumidores estadounidenses, y socavarán una economía estadounidense fuerte”.

Los granjeros de Estados Unidos no recibirán buenas noticias pronto. El Ministerio de Comercio de China confirmó que las empresas locales han detenido las compras de productos agrícolas estadounidenses.

La guerra comercial ha obligado a Washington a rescatar a los agricultores con miles de millones de dólares en ayudas. Las morosidades en los préstamos agrícolas se han triplicado desde mediados de 2020 a máximos de ocho años, según el Banco de la Reserva Federal de St. Louis.

La presidenta de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés), Jelena McWilliams, dijo a CNN Business la semana pasada que la agencia está “monitoreando muy de cerca” cómo los bancos en los estados agrícolas están siendo afectados por la guerra comercial.

“Podemos experimentar más morosidad, que luego se vuelven muy difíciles para esas comunidades y nuestro sector agrícola”, dijo McWilliams.

Miedo a la guerra de divisas

China tomó represalias el lunes permitiendo que el yuan se moviera por encima de la relación psicológicamente importante de 7 a 1 frente al dólar estadounidense. El Banco Popular de China atribuyó la debilidad al “proteccionismo comercial y los nuevos aranceles a China”.

“China toma represalias: en una escala del 1 al 10, es un 11”, escribió Chris Krueger, analista senior de políticas del Cowen Washington Research Group, en una nota a clientes.

Horas después, Trump respondió en Twitter, calificando la medida de “manipulación monetaria” y una “violación importante que debilitará en gran medida a China con el tiempo”.

El hecho de que China decidiera no defender su moneda sugiere que Beijing está preparándose para una guerra comercial más larga. Los funcionarios ya no están tratando de evitar la ira monetaria de Trump.

“China está adoptando una visión más oscura y cínica de los objetivos de Trump con China”, dijo Michael Hirson, jefe de práctica de China y Nordeste de Asia del Grupo Eurasia. “Se están volviendo cada vez más pesimistas sobre su capacidad para alejar a Trump de una mayor escalada”.

El movimiento cambiario de China elevó el espectro de una guerra de divisas, donde los principales países se apresuran a devaluar sus respectivas monedas.

“El riesgo cambiario es el más volátil, el más difícil de ver y el que reacciona más rápido”, dijo Kotok. “Ese es el gancho izquierdo que puede derribar al boxeador”.

Inversionistas nerviosos acudieron al oro, elevando el metal precioso por encima de US$ 1.460 la onza por primera vez desde mayo de 2020.

Sin embargo, Hirson dijo que China “no está usando su moneda como arma”. Más bien, argumentó que los funcionarios en Beijing están tratando de atribuirse una decisión que tendrían que tomar eventualmente.

Y existen incentivos poderosos que impiden que China permita que su moneda se devalúe bruscamente. Tal movimiento aterrorizaría a los inversores, desestabilizaría los mercados financieros y provocaría una ola de capital extranjero que Beijing ha estado tratando de atraer desesperadamente.

¿Puede la Fed compensar la guerra comercial?

El problema es que esta escalada de la guerra comercial se produce en un contexto de grietas en la economía global. El crecimiento de China ya se ha desacelerado. Los controles de manufactura en todo el mundo han caído.

La actividad manufacturera estadounidense en julio se desaceleró al nivel más débil en casi tres años. Un indicador de la actividad del sector de servicios de EE. UU. que se observa muy de cerca disminuyó el lunes a un nivel no visto desde agosto de 2020.

Y los bancos centrales mundiales no tienen mucho espacio para compensar la crisis económica. Los costos por préstamos ya son extremadamente baratos. Bajarlos aún más no compensará directamente la incertidumbre comercial.

Los bancos centrales de Europa y Japón todavía tienen tasas de interés negativas. La Reserva Federal dio un repentino giro la semana pasada cuando recortó las tasas de interés por primera vez en casi 11 años.

“Los bancos centrales se están quedando sin balas”, dijo Kotok.

La advertencia de Morgan Stanley

Es por eso que Morgan Stanley dijo el lunes que tiene “alta convicción” de que las acciones estadounidenses experimentarán una corrección del 10% antes de finales de septiembre. El S&P 500 ya está a mitad de camino.

La guerra comercial y los desarrollos de la Fed han abierto los mercados a una “desventaja significativa basada en el deterioro de los fundamentos que ya no se pueden ignorar”, escribió Michael Wilson, estratega jefe de acciones de Morgan Stanley en Estados Unidos, en una nota a clientes.

Por supuesto, el sufrimiento del mercado podría obligar a Washington y Beijing a revertir el rumbo.

Trump sigue de cerca a los mercados financieros y no quiere ser culpado por terminar con el mercado alcista más largo de la historia de Estados Unidos.

Pero Hirson consideró que China y Estados Unidos permanecen atrapados en un ciclo de retroalimentación progresiva.

“Cuanto más Trump aumenta la presión sobre China”, dijo, “más difícil se vuelve para los líderes allí retroceder porque parece que están negociando a punta de pistola”.

En otras palabras, es probable que la guerra comercial empeore antes de mejorar.

Gary Cohn, exasesor económico principal de Trump: la guerra comercial con China ha tenido un «impacto dramático» en Estados Unidos

Comparte esta actualización en

Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana

Copiar el vínculo

Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana

La guerra comercial entre Estados Unidos y China está teniendo efectos indeseados y un impacto negativo en algunos sectores de la economía estadounidense, según el exasesor económico del presidente Trump.

La batalla arancelaria impulsada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, contra China ha tenido un «impacto dramático» en sectores como la agricultura, la manufactura y la inversión de capitales de Estados Unidos, le dijo Gary Cohn a la BBC.

Precisamente este jueves, Trump anunció nuevos aranceles del 10% en US$300 mil millones de productos chinos a partir del próximo 1 de septiembre.

Los inversores reaccionaron a la noticia con preocupación y el índice Dow Jones cayó abruptamente.

Para el exasesor de Trump, estas medidas no sirven sino como «excusa muy conveniente» para que China desacelere su economía sobrecalentada.

Cohn, defensor del libre comercio, anunció su renuncia al puesto en el gobierno de Trump el 6 de marzo de 2020 y fue reemplazado a principios de abril de ese año.

También expresidente del banco Goldman Sachs, Cohn, de 59 años, fue una elección inusual para Trump, al ser un demócrata en un gobierno republicano.

Era favorable al internacionalismo económico, mientras que el presidente estaba instalado en un enfoque más nacionalista de la economía.

Cohn fue director del Consejo Económico Nacional en el gobierno de Trump entre enero de 2020 y abril de 2020, cuando dimitió tras la decisión de Trump de imponer aranceles sobre el acero y el aluminio.

«La economía china está impulsada por el crédito y la disponibilidad del mismo», le dijo Cohn al programa Today de la BBC.

«El crédito y su disponibilidad lo determina el gobierno central, que puede apagarlo y encenderlo».

«Todo el mundo pierde»

«Pienso que la economía china se iba a desacelerar con o sin una guerra comercial», afirmó el exasesor de Trump.

La idea de que los aranceles resolverían los desequilibrios comerciales entre Estados Unidos y China era una «visión de hace mucho tiempo» de Trump, indicó Cohn.

Sin embargo, dijo que el mandatario sí tuvo razón al tratar de abordar el robo de propiedad intelectual estadounidense por parte de China y el bloqueo del acceso de las empresas de EE.UU. a los mercados chinos.

«Eso tiene que arreglarse», señaló.

Pero advirtió: «Creo que todo el mundo pierde en una guerra comercial. Somos al 80% una economía de servicios. La economía de servicios está funcionando muy bien, porque, adivina qué, no está siendo sometida a aranceles».

Cohn dijo que los aranceles han hecho que sea costoso importar productos vitales de China, contrarrestando los efectos de los recortes de impuestos de Trump, que fueron diseñados para estimular la economía de Estados Unidos.

«Cuando construyes equipos para fábricas, compras acero, aluminio, productos importados. si entonces nosotros les aplicamos aranceles, el incentivo fiscal que te dimos con una mano te lo arrebatamos con la otra», explicó.

«Por lo tanto, no estamos viendo creación de empleo en el sector manufacturero. Y creo que si superamos esta situación arancelaria, hay una oportunidad real de ver esa creación de empleo aquí en Estados Unidos».

Análisis de Jon Sopel, editor para América del Norte de la BBC

Cohn no es nada halagador en relación a las políticas del presidente de Estados Unidos.

Piensa que las guerras comerciales han creado incertidumbre geopolítica, lo que está haciendo que las empresas no inviertan. Sorprendentemente, también piensa que, a pesar de toda la retórica, la guerra comercial con China está afectando negativamente más a Estados Unidos que a China.

A Trump no le gustará leer eso. Sin embargo, Cohn cumplió con el presidente en relación a los recortes de impuestos y la desregulación, una de las cosas que le ha dado impulso a la economía de Estados Unidos: desempleo en mínimos históricos, salarios en aumento, crecimiento de la confianza del consumidor.

Sí, los recortes de impuestos han ayudado desproporcionadamente a los ricos y han dado enormes ganancias fiscales a las empresas estadounidenses, pero con una economía en crecimiento y una caída de las tasas de interés, esto no parece ser una gran preocupación.

«Impacto significativo»

En otra entrevista con la BBC, Joseph Hinrichs, presidente de automoción del fabricante de automóviles estadounidense Ford, dijo que el impacto de los aranceles de Trump en su negocio «disminuyó» desde el año pasado.

«El año pasado hubo un impacto significativo en nuestro negocio debido a los aranceles sobre el acero y el aluminio», afirmó.

«En realidad, somos exportadores netos de vehículos a China, por lo que la subida arancelara del año pasado impuesta en represalia por los aranceles de EE.UU. nos perjudicó el año pasado, pero han vuelto al 15%. Eran de un 40% en el segundo semestre del año pasado.

«Por supuesto, hay más aranceles para las piezas y los automóviles que entran en EE.UU.

«Todavía estamos viendo cierto impacto de eso; así que, en general, todavía estamos pagando algunos de los aumentos arancelarios, pero no son tan malos como el año pasado».

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Final de la publicación de Youtube número de BBC News Mundo

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Opciones binarias de la A a la Z
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: